Skip to main content

Españistán

Posted in

07-02-2012 - (Gallego) Hace un par de días denunciábamos el desproporcionado acoso a que fuimos sometidos los ciudadanos que acudimos a Rois para protestar por el cavernícola y depredador campeonato nacional de matar zorros, por parte de la Guardia Civil, cuyos miembros, al parecer, “cumplían órdenes”.

En éste articulo de la FGC, acabamos de descubrir que mientras los ecologistas éramos acosados, detenidos constantemente, identificados e incluso impedidos de hacer uso de nuestro derecho de circular por el monte, los responsables de dictar las “órdenes” a la Guardia Civil, no solo confraternizaban con los organizadores del macabro evento sino que también compartían mesa y mantel con ellos (Foto FGC).

Consideramos inmoral el extremadamente estrecho relacionamiento, que nosotros definiríamos como compadreo, entre los directivos del lobby de la caza y unas “autoridades” o “cargos públicos” que deberían ser imparciales en este tipo de ocasiones y , aunque se sientan más próximos a los matarifes que a los conservacionistas, es su obligación tener en cuenta el sentir mayoritario de la población que abomina este tipo de masacres inútiles, gratuitas y nocivas para el medio ambiente, que alguno de esos “cargos públicos” tiene como obligación cuidar y proteger.

Hace ya dos años denunciamos algo parecido que sucedió en Portomarín, donde no solo se acosó sino que, en un acto que nosotros consideramos intencional, arbitrario y con la sola finalidad de causar molestias, el entonces delegado de medio ambiente de Lugo abrió expedientes a numerosos ecologistas. Expedientes que él sabía perfectamente que carecían de base jurídica alguna, pero que solo visaban atemorizar y causar molestias. Efectivamente dichos expedientes acabaron en nada.

El artículo sobre este acontecimiento fue motivo de amplia difusión en los medios con repercusiones en toda España.

Aunque creemos que España es un juego de intereses, mayormente económicos, donde los políticos nada más son que los testaferros de quienes tienen el poder del  dinero, no estaría de mas que recordaran que desde  Europa nos miran y, en ese contexto, somos los que “militamos” en la “división de honor” del maltrato animal y de la corrupción política.

No deben olvidar que a los ciudadanos nos consta que son estos mismos “cargos públicos” quienes se sientan con empresarios, banqueros, constructores, y grandes poderes económicos para resolver sobre iniciativas, recalificaciones y, en muchas ocasiones, polémicas o claramente irregulares, resoluciones, como las que se han llevado a cabo los últimos años en nuestro País y que han representado enormes beneficios para unos pocos y la ruina para el resto de españoles.

Se está tramitando una ley de montes que incluye inexplicables privilegios para el colectivo y los interese de la caza, una ley de caza en cuyo proyecto ya se adivina la clara influencia de los intereses cinegéticos que  visan aumentar las ventajas del escopetero y la desprotección de la fauna, se tendrá que decidir próximamente entre contratar trabajadores en paro para limpiar los montes gallegos con el fin de prevenir incendios o contratar empresas de aviación, para apagar fuegos, que cobran a 3.000 euros la hora de vuelo.

En definitiva, a diario nuestros “representantes” deben tomar decisiones económicas y sociales en las cuales deberían demostrar, caso exista, el pudor y la pulcritud de sus actos mediante la imparcialidad al mediar entre los intereses de la mayoría y la codicia de unos pocos.

Su imagen y de su comportamiento en casos como el que estamos denunciando depende la mayor o menor credibilidad, por parte de lo ciudadanos, en la integridad de sus decisiones.

 

Actualización (noticia de hoy 07-02-2012 en la TVG):

El tipo de gentuza con la que se sientan a la mesa nuestras "autoridades" y "cargos públicos", mientras mandan a la Guardia Civil para que repriman a los defensores de los animales, ( a partir del minuto 16:15):

http://www.crtvg.es/tvg/a-carta/galicia-noticias-mediodia-235470