Skip to main content

X campeonato nacional de matar zorros – Castro Caldelas 2013.

Posted in

raposiño27-01-2013 - (Gallego) Está claro que, mientras existan, no podremos dejar de acudir a estas estériles matanzas de zorros. Por muchas razones.

Evidentemente que la primera de ellas es denunciar este sin sentido de competir por ver quien mata más animales, algo que nada tiene que ver con la caza y mucho menos con el deporte. Pero existen otras muchas. (VÍDEO)

La primera es ver la frustración de escopeteros, directivos y vividores a cuenta de la muerte de la poca fauna que resta en Galicia cuando, a pesar de todas sus cautelas y secretismo, año tras año se encuentran con que hemos perforado su coraza de silencios y nos presentamos en todas y cada una de las competiciones, cenas y entregas de cadáveres que, infantilmente, tratan de sustraer a la opinión pública y con mucha más razón a quienes tenemos como prioridad el impedir que la matanza sea más numerosa.

Estamos convencidos de que, con nuestras actuaciones y presencia donde ellos no se lo esperan, deben estar descubriendo el “gusanillo” de lo que representa el “ser cazados”. Ya se lo hemos dicho y repetido en numerosas ocasiones: menos mal que ni nosotros ni los zorros llevamos escopetas, porque la supuesta astucia de estos matarifes es patética. Siempre los pillamos.

raposo nac 2013 1De hecho, consideramos que esta es una más de las razones por las cuales, año tras año, el número de participantes en estas absurdas “competiciones” decae. Les duele hacer el ridículo de verse “cazados” después de que, quienes les “ordeñan” el dinero, les hubieran garantizado que el secreto, “de esta vez”, era total.

De los más de mil escopeteros que llegaron a participar en los campeonatos en años anteriores, actualmente su número decrece a ojos vista y en la actualidad apenas llegan a los 400. Deber influir también,  no lo descartamos, el que vaya aumentando la concienciación y las campañas que también llevamos a cabo sobre el hecho de que, la mayoría de los que participan y pagan, están siendo utilizados, como siempre, por ciertos caciques para lucrarse a costa de su dinero, su esfuerzo y su asistencia.

Este año en concreto causó mofa general contemplar como los responsables de “reciclar” los “residuos” se esforzaban por aproximar lo máximo posible la trasera del camión frigorífico a la pared, y al lado de la entrada, del polideportivo donde se realizaba la “paparota”. La chifla fue general con preguntas sobre si los raposos no estaban muertos del todo y había riesgo de que huyeran. Por supuesto la precaución tenía mucho que ver con el hecho de que el sábado anterior, en el campeonato gallego y a pesar de todas las precauciones, los cuerpos de los animales muertos fueron grabados en el interior del camión. Y como dice el refrán “gato escaldado…”. Respondieron con una peineta.

nac raposo 2013Cabe destacar también las muchas risas, con algunos comentarios acerca de la organización de este tipo de actos, donde los que más pagan son los que más se mojan, pasan frío y se cansan, mientras que otros, a pesar de que también se “disfrazan” de escopeteros, pasan la mañana cómodamente sentados en reunión con otros “dirigentes”, tomándose sus “chupitos”, sus “tapitas de buen jamón”, sentados al abrigo de la lluvia y del frío y esperando a que regresen los “currantes” que, en este caso, son también los “paganos”.

Para más regocijo general, y manifiesto rubor por parte de los escopeteros que regresaban del monte, surgieron también chistes sobre el “detalle” de que ellos, después de llevar tanto trabajo y esfuerzo, comerían “de pesebre”, en mesas corridas, servidas por escasos camareros poco profesionales, mientras ciertos “señoritos”, “jefes”, “autoridades” e “invitados”, a despecho del escaso esfuerzo invertido, comían en mesas de cabecera y bien atendidos por profesionales más esmerados.

Se llegaron a tejer conjeturas sobre la relación entre el “consumo” de dinero y “energías” de los unos y el “beneficio” y aumento de peso de los otros, así como el gasto de los segundos en renovación de vestimenta debido al aumento descontrolado de tallas provocada por al cúmulo de eventos gastronómicos, a os que se ven “obligados” a participar, debido a tantos campeonatos de matar animales como los que se prodigan en nuestra comunidad.

raposo nac 2013 - 2Este año estuvimos en el monte un total de seis grupos, compuesto por cuatro personas cada uno, con la gran suerte de que todos localizamos, al menos, una cuadrilla de cazadores a lo cuales se les explicó cortésmente que, como ellos bien saben o deberían saber como “deportistas”, el deporte tiene días en que se gana y otros en que se pierde. Ese día concretamente, a ellos particularmente, les había tocado perder. En todos los casos hubo entendimiento mutuo y ausencia total de incidentes. Algunos incluso fuimos invitados a comer. Invitación que, cortésmente, rechazamos.

La concentración final se vio perjudicada, en relación a otros años, por la lejanía del lugar, razón por la cual echamos de menos a compañeros de asociaciones de Pontevedra a las que les quedaba al otro lado de Galicia, así como por el hecho de que hubo que cambiar dicha concentración, prevista para Trives, a Castro Caldelas. Creemos que mucha gente se fue a Trives.

En resumen, un espléndido día que, al recordar la cantidad de intervenciones que vivimos, nos parece que fueron varios. Un gran madrugón, sobre todo para quienes vinieron desde Santa Eugenia de Ribeira (por ejemplo), pero la compensación de haber pasado un saludable día en un monte que, a pesar de soleado, aún conservaba el recuerdo de las intensas nevadas de jornadas anteriores.

raposo cazadorY lo que es más importante: Disfrutamos del día y del monte sin matar a ningún ser vivo.

Imágens : José Carlos (Vox Anima).

Prensa:

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/01/26/galicia/1359225608_471971.html

http://www.farodevigo.es/portada-ourense/2013/01/27/activistas-concurso-nacional-caza-zorro/747667.html