Skip to main content

Arde Galicia

Posted in

26-06-2011 - (Gallego) Dejando de lado por un momento lo ya dicho y explicado hasta la extenuación sobre el negocio que mueve el fuego en Galicia (suponemos que también en otros lugares y países) vamos a fijar este artículo en unos cuantos detalles que normalmente se escapan a las personas que solo saben del tema por la prensa.

Lo primero que llama la atención y se escapa a la mayoría son los costes asombrosos que tiene, por hora, la utilización de medios aéreos para apagar fuegos.

Una hora de avión “carga en tierra”:    839.60 €
Una hora de helicóptero Bell-205:    1.886.50 €
Una hora de helicóptero “Sokol”:     3.000.00 €
Una hora de avión “Canadair”:         4.208.61 €

Costes del personal de tierra (técnico, cuadrilla y motobomba): 289.67 €/hora.

Ante éste tipo de despilfarro es evidente que la mejor medida sería utilizar medios terrestres durante todo el año para desbrozar y limpiar el territorio, sobre todo los lugares donde debido a su orientación, pendiente y vegetación, son los más propensos a sufrir incendios y lo que es más importante a que se propaguen con facilidad con viento norte, etc.

Tal tipo de actuación no solo ahorraría dinero, crearía puestos de trabajo y sería más eficaz, sino que también evitaría el lamentable aspecto de abandono del rural gallego y la proliferación de especies, como el jabalí, que encuentran en el sotobosque cerrado el lugar idóneo para ocultarse.

Hace unos días que hemos denunciado los daños que causa Fenosa (más bien las empresas subcontratadas) al desbrozar miles de quilómetros debajo de los tendidos eléctricos (en Galicia  2.000 km.). El mismo sistema, realizado de forma racional y cuidadosa, actuando donde los ayuntamientos en base a la experiencia acumulada durante años indiquen que se inician normalmente los incendios, aprovechando la época de invierno cuando el trabajo es menos penoso debido a la temperatura, sería el método más eficaz, el más económico y el que proporcionara más empleos, a la hora de combatir los incendios que asolan Galicia año tras año.

Claro que, para aplicar la eficacia, el interés social y la economía, habría que exilar los intereses económicos de las grandes empresas, la compra de voluntades y la corrupción.

Otro aspecto fundamental a tener en cuenta en la utilización de medios aéreos en la extinción de incendios forestales, es que se debe prever que los días de peligro habrá incendios con toda seguridad, los medios estarán ocupados y actuando, lo que sucede es que, conforme se van colapsando los recursos, se seguirán iniciando incendios que, en unas horas, tomarán una dimensión intratable. Llevará horas o días extinguirlos después.

Es imprescindible, por lo tanto, que haya en el aire (o con salida en menos de 5 minutos) y desde primera hora de la mañana, un par de aviones o helicópteros, al margen de los destinados a incendios específicos, para que se dediquen única y exclusivamente a atajar los conatos de incendio, antes de que tomen mayor dimensión.

Paralelamente y sabiendo como se sabe los lugares donde los incendios no faltan ningún año, sería útil la presencia de las brigadas y motobombas repartidas por zonas próximas a dichos lugares, desde primera hora, en lugar de tener que desplazarse desde sus bases y Distritos Forestales.

Los vídeos que se adjuntan corresponden a un incendio iniciado el día 24 de junio en “O Formigueiro”, a la altura del puente de “O Viñao”, en la autovía Ourense Santiago, ayuntamiento de Punxín.

No se transformó en un incendio incontrolable porque no había viento, la acumulación del humo en la vertical (encima) del incendio así lo indica, apenas altas temperaturas y sequía, de manera que no se extendió como lo habría hecho en condiciones de viento moderado o fuerte, cuando el humo se alejaría del incendio en la misma dirección del viento.

Lo citamos porque, entre que se avisó al Distrito Forestal, donde nos dijeron que “no pertenecía a éste distrito y si al de Ourense” (como si fuera asunto de nuestra responsabilidad) y el momento en que apareció el primer medio aéreo, se había extendido lo suficiente para impedir apagarlo en el mismo día.

En el caso de que hubiera sido un día con viento, este incendio hubiera tenido unas dimensiones y una extensión catastróficas. Todo porque no se atajó en los primeros momentos.

Descarga de agua aviones:  (Pinchando en el "logo" de Youtube se puede ver en tamaño mayor).