Skip to main content

Buena tierra no fuera por su gente.

Posted in

Carballeira27-03-2013 – (Gallego) Podríamos decir que Punxín es el paradigma de aquella leyenda que cuenta que, el resto de pueblos, fueron a quejarse al “creador” porque había dotado a Galicia de maravillas naturales, mientras que al resto los había dejado yermos y secos. Les respondió que, para compensar, “esperaran a ver el tipo de gente que iba a colocar allí…" Lo que, en Punxín, vale para el alcalde y para muchos de los vecinos.

Las abundantes “carballeiras”, generadas por la ausencia de concentraciones parcelarias donde el que pierde la finca corta todo lo que tiene (a pesar de estar prohibido por la ley y gracias a la desidia de quienes deberían vigilar estos abusos).

La, comparativamente, abundante fauna de la que dan fe los numerosos escopeteros que han esquilmado su propio territorio y ahora vienen, masivamente, a intentar destrozar la nuestra, procedentes de los mas diversos lugares de la comarca donde los animales ya fueron aniquilados.

Los caminos tradicionales, ocultos entre la maleza que no se limpia. Los abundantes petroglifos que la desidia de la Conselleria de cultura aún no se ha preocupado de catalogar, a pesar de los múltiples requerimientos que les hemos encaminado. Y todo un acervo de monumentos históricos, árboles majestuosas y vistas deslumbrantes. Toda una riqueza por explotar para quienes consigan hacerse con alguna de las numerosas casas antiguas que en la actualidad se están desmoronando por desidia de las autoridades locales, que ni rehabilitan ni exigen a los propietarios el obligatorio mantenimiento.

adornos viñaCuando a la fauna de dos patas, diremos que se trata del típico producto de la Galicia profunda que denomina al herbicida “medicina”, que es celoso de su propiedad y cree que en ella todo le es permitido, con desprecio de las leyes que regulan las molestias a los demás vecinos, pero es incapaz de protestar por la invasión o el abuso del alcalde, que no atiende a razones ni argumentos medioambientales si no le meten antes una multa por echar herbicida, talar un ameneiro al lado de un río o tener a un perro encadenado corto de por vida.

Este mismo sujeto, que dice cortar un roble centenario porque “é meu”, con desprecio por sus antepasados que los preservaron y de que existan leyes que lo prohíben, cuando se trata de proteger un bien público, como la eira pública de San Estevo, frente a un cacique que decide darle parte a su cuñado para que junte la casa y la finca que posee al otro lado de la eira, se calla y “traga” con la cacicada del alcalde.

En estos momentos, uno de los contenciosos que existen con el actual alcalde (que aunque del mismo partido no es el mismo que llevó a cabo la posible usurpación de parte de la eira), es que se está colocando en la postura de complicidad con el expolio de un bien público (la eira), por no actuar a pesar de que existe una denuncia por escrito de que el beneficiario, primo del anterior alcalde del PP, pidió permiso para cercar “su” finca con una valla (ya instalada), pero acabó cercando también la parte de la eira que no le pertenece.

Se denunció el caso, pero el señor Manuel Vázquez “Casalta” decidió no actuar y dejar “que pase el chaparrón”. Tal vez acabe denunciado también por posible colaborador o por prevaricación.

Y así llegamos al tema que está ocurriendo ahora mismo. Este señor, que a falta de mayor acervo cultural decidió, cuando llegó a la alcaldía, cortar frondosas que tenían dueño, sin permiso del mismo, porque, según su inculto criterio, “estaban muy cerca de la carretera” (lo que otros denominamos adorno de la carretera,  sombra para el verano y prevención de incendios). Infringió la ley de incendios y la propiedad ajena por temeridad, falta de información y el atrevimiento propio de la ignorancia. Claro que, como son sus “correligionarios” en la Xunta quienes deberían pararle los pies, no ocurrió nada a pesar de las denuncias presentadas. Típico de este país de corruptos, incompetentes e ignorantes.

desbroces cazaA cambio y para sentar precedente de lo que sería su manía de no hacer lo que se le solicita, por muy razonable que sea, y de llevar a cabo intervenciones inauditas y absurdas que nadie le ha solicitado, ese mismo año no solo creó las condiciones para un posible incendio cuando abandonó los restos de las podas citadas al lado de las carreteras (algo prohibido por la ley de incendios) sino que, posteriormente, utilizó recursos públicos, en este caso el tractor de desbrozar, para abrir pistas de caza en “A Chaira”. Le pedimos explicaciones y dijo que la gente tenía que ir a “trabajar por esos caminos”, claro que dicho argumento quedó en evidencia ante el mapa del lugar, en el que se ve perfectamente que no existen fincas trabajadas y la única actividad de la zona es la caza.lim.ayto.cienaga

Este año a falta de trabajadores para limpieza de caminos, desbroces, etc. decidió enviar al tractor para arrancar la hierba, en lugar de cortarla, creando verdaderos cenagales donde antes la hierba absorbía el agua de la lluvia, claro que así se acaba antes, no es necesario contratar trabajadores y en el tractor hay calefacción. A punto estuvo incluso el tractor de precipitarse en las fosas sépticas de Vilamoure cuando circuló sobre ellas para arrancar la vegetación.

Habría que retirar los vertederos ilegales que hay en todo el ayuntamiento, en lugar de estar gastando gasóleo, destrozando el tractor contra las piedras y pagando un salario por cavar y romper postes de hormigón, puesto que hierba todavía no hay, pero eso dice el "intelectual" que dirge el concello "no es asunto de él, que o concello non está para limpar o que outros tiran" (!!).

limp.ayto.tanatorioEstas labores, junto con el abundante y venenoso herbicida derramado alrededor del tanatorio de San Estrevo, son unas pocas muestras de las atrasadas ideas de algunos regidores que deciden actuar en lo público como si se tratara de su finca hortera, ahorrar dinero envenenando el medio ambiente, los ríos y las cunetas y fingir que hace cosas cuando es obvio que dichas soluciones, para cualquiera con un mínimo de perspicacia, apenas son muestra de ignorancia, incompetencia, falta de diligencia y soluciones de perezosos.

Como además todo lo malo se pega, excepto la hermosura, los “zoquetes” que tampoco quieren llevar trabajo, copian las actuaciones del “ejemplar” regidor y llenan los lugares públicos de veneno, porque como dice el alcalde “está jarantizada a medicina, por sanidade, senón non a vendían”.

¿Responsabilidades?, es obvio que la retranca, la truculencia del paisano gallego, tiene mucho que ver. Su mala baba y su herbicida lamelascobardía frente al cacique, la compensan con en este tipo de villanías, de venganzas pobres, contrariando el sentido común y los consejos sensatos, una rebeldía cobarde, solo por llevar la contraria, ya que ellos odian la cultura y a quien la posee. Pero, básicamente, a este tipo de zoquete se le controla mediante la vigilancia, la pequeña sanción que a él le duele en el alma, la acción diligente de los agentes del orden y de las instituciones.

Pero sucede que hoy, cualquier ignorante se presenta en un ferretería o en un despacho de semillas y compra el biocida que desee, en la cantidad que quiera y, ante la falta de vigilancia y control, no se le exige habilitación de manipulador ni la obligatoria cualificación. Y si estos asuntos no se paran de raíz, corren el riesgo de enquistarse y propagarse debido a la impunidad y falta de control de quienes deberían velar por que ciertas leyes, relativas a productos peligrosos, se cumplan.

Claro que esto es mucho esperar de este atrasado y corrupto país. En los países civilizados informas de la irregualridad y te olvidas del tema, porque ya los órganos competentes se encargan de poner las cosas en su lugar, lo cual lleva a que funcione todo adecuadamente y a que los abusos no se extiendan. Aquí denuncias, tienes que presentar escritos, dar la cara, hacer gratis la labor por la que otros cobran, aguantar que los responsables te atiendan con hastío porque les vas a dar trabajo y que, al final, no ocurra absolutamente nada, no se tomen medidas y la plaga se extienda a causa de la impunidad.

Eso sí, como te quejes de su pasividad, enseguida buscan una disculpa para dar un "escarmiento" a quien les dice las verdades. Típico del tercer mundo.

 

Colección de otras "actuaciones" de unos y otros:

herbicida en el regato

 

Herbicida junto a un regato. Incluso el envase avisa del peligro para el agua y fauna acuática.

 

 

 

ameneiro talados

 

Tala de ameneiros al lado de un rio sin permiso de la CHMS.

 

 

 

 

roble centenario talado

 

Un roble, varias veces centenario, talado para quemar...

 

 

 

 

maqin.sobre fosas

 

La máquina estuvo arrancando la hierba sobre las fosas (están debajo).