Skip to main content

El enésimo atraco.

Posted in

G.C.trafico29-07-2012 (Gallego) La multa. Hoy han multado a un vecino del pueblo, en una recta de casi tres kilómetros a la salida de Ourense hacia Vigo, a las 2 de la madrugada, sin tráfico alguno y sin peligro para nadie. Iba a 71 km/h y el límite era de 50. A 50 no va ni dios, porque no existe razón alguna, solo la ocurrencia de algún iluminado mal nacido al que se le ocurrió una auténtica trampa para recaudar dinero.

Aunque, como es evidente, duela, a nadie le parecería injusto pagar 300 euros si considera que ha cometido un imprudencia y le sirve como escarmiento (con la “rebaja” son 150, menudos mal nacidos, lo que se inventan para obligarnos a pagar sin protestar y sin reclamar *) pero es indigno y rastrero que pongan este tipo de trampas que, por mucho que intenten justificarlas con lo de "para su seguridad", todos sabemos que solo están pensadas para robarnos mas dinero aún.
 

En realidad se está comprobando que, en los últimos meses, la gente está siendo multada mediante controles de radar trampa 1velocidad  en lugares donde nunca antes se hacía. Los típicos tramos donde existe una señalización retrictiva exagerada que no tiene relación alguna con posibles peligros, así como la actvación de radares fijos que se habían retirado por innecesarios o la colocación de otros disimulados en señalización de obras o en protecciones de carreteras.

La cantidad incautada con éstas malas artes es la cuarta parte de su sueldo de funcionario. Me confiesa que incluso pagaría con gusto ese dinero si fuera destinado a subvencionar algún tipo de obra social, una perrera o una clínica de animales.

Asegura que ni siquiera le parecería injusto si tuviera que pagar una multa por ir a 51 km/h en lugar de a 50 ya que infringió una norma estúpida, pero la infringió. Lo que le jode es que no se destina ese dinero a cubrir una obra social (a eso deberían ir destinados los fondos que se recaudan en multas), se paga para que estos HDP ladrones se lleven más dinero de nuestros bolsillos después del que se han llevado tras robarnos una paga extra, tras los aumentos de precio de servicios básicos como el agua, la luz, los combustibles, el butano, o el IVA.

Jode porque, para que ellos puedan vivir en la opulencia y el despilfarro, no solo nos están robando a todos y cada uno de nosotros con este tipo de obscenidades, también  están arruinando a los pequeños comerciantes, empresarios y restaurantes, al robarles a sus clientes.
 
Porque resulta que un día haces un esfuerzo, estiras el poco dinero que tienes, te das el “lujo” de ir a cenar fuera un sábado permitiéndote un exceso y dándole también “vidilla” a quien está esperando que entren clientes, y resulta que al final le arruinan la noche de la forma más infame, con lo cual el amigo del restaurante se va a pasar una buena temporada sin volver a  verle el pelo.
 
Nadie sale para gastar la cantidad insultante que se gastan los de la "casta" que viven a cuenta de los ciudadanos, pero en una modesta cena de este tipo, una persona normal, se va a dejar los 25 o 30 euros por cabeza que se pueden permitir, los cuales, junto con otros tres o cuatro clientes más, le cuadran el día al dueño del restaurante de toda la vida que hace ya unos cuantos “consejos de ministros” que no recibe su visita.

radar trampa 2Cuando sale de cenar, resulta que al cabrón de turno, para recaudar dinero de forma miserable, se le ocurrió mandar a los guardias a que hagan un control de velocidad donde es innecesario, donde saben que limitar la velocidad a 50 es un insulto a la inteligencia y donde saben que, los cuatro o cinco desinformados que van a pasar por el lugar a esas horas intempestivas, por muy precavidos y responsables que sean, les va a ser casi imposible circular a 50 km/h en una recta de 3 km desierta, bien iluminada y a las 2 de la madrugada.

Resultado de los actos y de las ocurrencias de estos psicópatas para robarnos el sueldo: Le han robado a un trabajador la cuarta parte del sueldo mensual, han amargado la noche a una familia y han ocasionado pérdidas a los pocos negocios que aún consiguen mantenerse abiertos, porque es posible que se pasen unos cuantos meses hasta que éste cliente se pueda recuperar del “palo”, que pague la multa y que pueda disponer otra vez del dinero suficiente para ir a cenar de nuevo.
 
Y puede que ni vaya porque, como dice el refrán, “gato escaldado del agua fría huye”, se lo piense mejor y se quede en casa, no le vaya a pasar de nuevo.

Éstos delincuentes se han quedado con el dinero de dos trabajadores, el cliente y el trabajador que tiene un pequeño negocio abierto, les han robado el dinero y los han puesto en guardia porque, antes de salir de nuevo, se lo pensarán dos veces, porque están poniendo trampas mezquinas, arteras pensadas para que cualquiera pueda caer en ellas al mínimo despiste, en el cual ya han pensado y con el que cuentan para robarnos un poco más.

A quienes así actúan contra sus conciudadanos, y a sus familias, es posible que la vida les depare un pago justo por sus actos o que, en un futuro próximo, se encuentren con el momento de dar cuenta de sus villanías, su ausencia de escrúpulos y su traición al País que cínicamente juraron servir honestamente.

Amén.

* Este asunto del "descuento" es un trile más que nos aplican los desvergonzados que se han apoderado del País el cual, como siempre, esconden tras un efuemismo en la convicción que tienen estos burdos aprendices de maquiavelo de que somos tontos y nos lo vamos a creer. En realidad la multa mínima (como en este caso) es un auténtico abuso pues 150 Euros por una infracción mínima, es a todas luces injusta - máxime si consideramos que es lineal, o sea, se impone sin tener en cuenta los ingresos de cada uno, paga  lo mismo quien gana 100.000 euros al año que quien gana el salario mínimo - tan injusta que, si aplicamos la misma severidad a los corruptos que gobiernan el día que el pueblo los juzgue, veremos fusilamientos a diario.

La realidad de este supuesto "descuento" es otra, la lectura correcta es: La multa son 150 Euros (como dijimos un robo, no un escarmiento y mucho menos algo que contribuya a la educación vial) y para coaccionar al ciudadano se se le amenaza con que si se defiende, recurre, o no paga sin rechistar, se verá obligado a pagar el doble más el 20% de recargo. Esa y no otra es la poítica artera de estos timadores, pero nos lo venden como un descuento cuando en realidad es un recargo del 100% tras un proceso que todos sabemos que se responde de forma automática y en absoluto se tienen en cuenta los argumentos del recurrente. De hecho ya hay sentencias contra la prepotente DGT por esta forma rutinaria, despectiva y vergonzosa de contestar a las alegaciones: http://www.elantirradar.com/Entrada/tabid/61/smid/384/ArticleID/301/reftab/40/Default.aspx

a 100 con radar

 

Inmensa recta a la salida del túnel de A Cañiza (dirección Vigo) con límite de velocidad a 100 km/h controlado por radar fijo. Típica instalación pensada únicamente para incautar el dinero de los conductores. (Pînche en la imagen para aumentar el tamaño).