Descargar PDF Galego | Castellano DOG - Xunta de Galicia - Diario Oficial de Galicia DOG Núm. 106 Lunes, 8 de junio de 2015 Pág. 22054 ReadSpeaker III. Otras disposiciones Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras RESOLUCIÓN de 20 de mayo de 2015, de la Dirección General de Conservación de la Naturaleza, por la que se determinan las épocas hábiles de caza, las medidas de control por daños y los regímenes especiales por especies durante la temporada 2015/16. De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 148.1.11 de la Constitución, en virtud de lo establecido en el artículo 27.15 del Estatuto de autonomía de Galicia, esta comunidad autónoma tiene competencia exclusiva en materia de caza. El 8 de enero de 2014 se publicó la Ley 13/2013, de 23 de diciembre, de caza de Galicia. Esta ley establece en su artículo 54 que, anualmente, una resolución de la persona titular de la dirección general competente en materia de caza determinará las épocas hábiles de caza y las medidas de control por daños, así como los regímenes especiales por especies. El Decreto 44/2012, de 19 de enero, por el que se establece la estructura orgánica de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, atribuye a esta consellería la ordenación y el aprovechamiento de los recursos cinegéticos, concretando en su artículo 14 que la Dirección General de Conservación de la Naturaleza es el organismo que ejercerá las competencias y funciones atribuidas en materia de la ordenación, conservación, protección, fomento y el aprovechamiento sostenible de los recursos cinegéticos. En base a lo expuesto, oído el Comité Gallego de Caza en su reunión ordinaria celebrada el 18 de marzo de 2015, en uso de las funciones conferidas por lo dispuesto en el artículo 54 de la Ley 13/2013, de 23 de diciembre, de caza de Galicia, y en el artículo 14 del Decreto 44/2012, de 19 de enero, por el que se establece la estructura orgánica de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, DISPONGO: TÍTULO I Normas de carácter general Artículo 1. Objeto Esta resolución regula los períodos hábiles de caza, las especies sobre las que se podrá ejercer, los métodos autorizados para su práctica y las limitaciones generales o particulares que afectarán al ejercicio de la actividad cinegética en el territorio de la Comunidad Autónoma de Galicia durante la temporada 2015/16, que abarca el período comprendido entre el 1 de agosto de 2015 y el 31 de julio del año 2016. Artículo 2. Período hábil para la caza El período hábil general para ejercer la caza en la Comunidad Autónoma de Galicia será el comprendido entre los días 18 de octubre de 2015 y el 6 de enero de 2016, ambos inclusive, con las excepciones que para cada especie se señalan en el título V de esta resolución. Los días de la semana en los que se permitirá su ejercicio dependerán de las modalidades de caza, mayor o menor, de que se trate y vienen detallados en los títulos II y III de esta resolución, así como en las limitaciones señaladas en el título V de esta resolución. En las zonas de caza permanente reflejadas en los planes de ordenación cinegética del correspondiente Tecor, se autoriza la caza sembrada de codorniz y perdiz, con las limitaciones temporales establecidas en el apartado 1 del artículo 45 de la Ley 13/2013, de 23 de diciembre, de caza de Galicia. Igualmente, se podrá autorizar la caza sembrada de conejo de monte y faisán. Artículo 3. Venta, transporte y comercio de las piezas de caza 1. Solamente podrán ser objeto de venta, transporte o comercio las especies silvestres cazables que se relacionan en el anexo II de esta resolución y únicamente durante la temporada hábil de caza para cada especie. El tráfico o comercio de especies de protección temporal en las provincias donde su captura estuviese prohibida precisará de una guía expedida por el organismo competente que justifique su procedencia. 2. Los ejemplares de especies cinegéticas, procedentes de explotaciones industriales, así como sus huevos cuando se trate de aves, podrán comercializarse en cualquier época del año, previa acreditación suficiente de su origen y del cumplimiento de los requisitos fijados en el artículo 2 del Real decreto 1118/1989, de 15 de septiembre, y demás normativa de ámbito sanitario, en especial la Ley 8/2003, de 24 de abril, de sanidad animal, y el Real decreto 1082/2009, de 3 de julio, en el que se establecen los requisitos de sanidad animal, para el movimiento de animales de explotaciones cinegéticas, de acuicultura continental y de núcleos zoológicos, así como animales de fauna silvestre. El transporte de los animales se realizará, en todo caso, de acuerdo con lo establecido en la normativa relativa a la protección de los mismos durante su transporte. Artículo 4. Repoblación y suelta de especies cinegéticas Las sueltas de especímenes de especies cinegéticas exigirán la autorización previa de la persona titular del órgano territorial de dirección competente en materia de conservación de la naturaleza al amparo de lo establecido en el artículo 53 de la Ley 13/2013, de 23 de diciembre, de caza de Galicia. En la solicitud de autorización deberán constar las especies, el número, la procedencia y la referencia al estado sanitario de los ejemplares que se propone adquirir, así como una declaración del interesado de la adecuación de la solicitud a las previsiones del plan anual de aprovechamiento cinegético que afecta al terreno donde vayan a ser liberados los animales. La liberación de presas de escape para el adiestramiento de las aves de cetrería no tendrá la consideración de repoblación cinegética. TÍTULO II Caza menor Artículo 5. Días hábiles Se consideran días hábiles de caza los jueves, domingos y festivos de carácter estatal y autonómico, con las excepciones que se recogen en esta resolución. Artículo 6. Limitaciones de carácter general 1. En las zonas libres en las que, en virtud de lo establecido en el artículo 9, apartado 4 de la Ley 13/2013, de 23 de diciembre, de caza de Galicia, esté permitido el ejercicio de la caza al contar con una superficie continua superior a las 500 ha, la cuota máxima por cazador/a y día será de una perdiz roja y un conejo. 2. En los terrenos de régimen cinegético especial las cuotas serán las que se establezcan en los correspondientes planes de aprovechamiento cinegético aprobados. Artículo 7. Métodos y modalidades de caza 1. En la práctica de la caza menor en los terrenos de aprovechamiento cinegético común no se podrá cazar en grupos mayores de seis personas cazadoras, ni cazar coordinadamente más de un grupo. Cada cazador/a podrá utilizar hasta un máximo de cuatro perros. El número máximo de perros por grupo será de 12. 2. La práctica de la cetrería y la caza con arco, tanto en terrenos de régimen cinegético común como especial, podrá realizarse en las mismas condiciones que las que se establecen para la caza con otros métodos de caza. Artículo 8. Adiestramiento de perros y aves de cetrería 1. En los terrenos de régimen cinegético común, se autoriza el adiestramiento de perros y aves de cetrería, sin petición previa, desde el 1 de septiembre de 2015 hasta el 6 de enero de 2016 los jueves, domingos y festivos de carácter estatal o autonómico. En terrenos de régimen cinegético especial, se autoriza el adiestramiento de perros y aves de cetrería, sin petición previa, desde el 1 de septiembre de 2015 hasta el 17 de octubre de 2015 los jueves, sábados, domingos y festivos de carácter estatal o autonómico, y desde el 18 de octubre de 2015 hasta el 6 de enero de 2016 los jueves, domingos y festivos de carácter estatal o autonómico. En todo caso, el adiestramiento se realizará sin armas ni cualquier otro medio de caza, evitando que se produzca la captura de la pieza y respetando la época de mayor sensibilidad en la cría de las especies, según lo establecido en el artículo 44.4 de la Ley 13/2013, de 23 de diciembre, de caza de Galicia. El número máximo de perros por cazador/a será de 4 y de 12 por grupo constituido por un máximo de seis personas cazadoras, sea cual sea el tipo de régimen del terreno cinegético en el que se realice el adiestramiento, excepto en las zonas de adiestramiento para perros, que tienen su propia normativa. 2. Se autoriza el adiestramiento de perros en terrenos de régimen cinegético especial en las zonas destinadas a ese fin, sin petición previa, a lo largo de todo el año, excepto en los meses de mayor sensibilidad para la cría de las especies presentes en la zona, con un mínimo de tres meses consecutivos de suspensión, escogidos en un único período entre abril y julio, que serán propuestos por el/la titular del espacio cinegético en el plan anual de aprovechamientos, entendiéndose, en su defecto, que se corresponden con los meses de abril, mayo y junio. 3. Se autoriza el adiestramiento en la modalidad de perros atraillados en terrenos de régimen cinegético especial, en toda la superficie y a lo largo de todo el año, excepto en las épocas sensibles de cría, determinándose esta época con arreglo a lo expuesto en el párrafo anterior y con las siguientes condiciones: a) Tener el perro atraillado y controlado en todo momento. b) No molestar en ningún caso a las especies cinegéticas. c) No acercarse al encame de la pieza. d) Un máximo de dos perros por cazador/a. e) Con la autorización del titular del Tecor o explotación cinegética. Con las mismas limitaciones, la persona titular del órgano territorial de dirección competente en materia de conservación de la naturaleza podrá autorizar el adiestramiento de perros atraillados en los terrenos de aprovechamiento cinegético común. 4. El adiestramiento de perros y aves de cetrería en terrenos quemados por incendio están prohibidos durante un período que va desde la fecha en que se produzca el incendio hasta el 31 de diciembre posterior a la fecha en que se cumplan tres años de este, excepto autorización expresa del órgano competente en materia cinegética, previo informe favorable de la consellería competente en materia forestal. 5. El adiestramiento de aves de cetrería en terrenos de régimen cinegético común se ajustará a los mismos requerimientos y condiciones que el adiestramiento de perros. 6. Los/las titulares de terrenos de régimen cinegético especial extremarán las precauciones y adoptarán las medidas de seguridad precisas para evitar accidentes o cualquier interferencia durante la realización de batidas o monterías en el período que coincida con el permitido para el adiestramiento de perros y aves de cetrería, no pudiendo realizar el adiestramiento en la misma mancha donde se realiza la batida o la montería. 7. Con fines de competición, previo informe de la Federación Gallega de Caza, las personas titulares del órgano territorial de dirección competente en materia de conservación de la naturaleza podrán autorizar el adiestramiento de perros de rastro y muestra y de las aves de cetrería con caza sembrada en cualquier época del año en los lugares autorizados para estos fines. Artículo 9. Competiciones de caza La Federación Gallega de Caza o las sociedades de personas cazadoras, previa autorización, podrán celebrar competiciones de caza en terrenos de régimen cinegético especial los jueves, sábados, domingos y festivos. En las competiciones podrán abatirse piezas de caza silvestres cuando se realicen durante la temporada hábil de caza y a lo largo de todo el año si se realizan con caza sembrada o sin muerte de la caza. TÍTULO III Caza mayor Artículo 10. Días hábiles Se consideran días hábiles de caza, con carácter general, los jueves, domingos y festivos de carácter estatal o autonómico, con las excepciones que se recogen en esta resolución. Artículo 11. Métodos y modalidades de caza 1. La celebración de monterías o batidas, en terrenos de régimen cinegético especial, requerirá la notificación previa al servicio provincial de Conservación de la Naturaleza correspondiente, que deberá ser efectuada con una antelación mínima de 10 días. También podrá comunicarse mediante un calendario que abarque toda la temporada. Tanto la solicitud como su celebración, deberán ajustarse a lo dispuesto en la Ley 13/2013, de 23 de diciembre, de caza de Galicia, así como en la reglamentación vigente. 2. En los terrenos de régimen cinegético común en los que, en virtud de lo establecido en el artículo 9.4º de la Ley 13/2013, de 23 de diciembre, de caza de Galicia, esté permitido el ejercicio de la caza al contar con una superficie continua superior a las 500 ha, la caza mayor en el período hábil general sólo se podrá ejercer los sábados y en las modalidades de batida, montería, rececho o espera, con los requisitos que se disponen en la Ley 13/2013, de 23 diciembre, de caza de Galicia, y en la reglamentación vigente y la autorización previa del servicio provincial de Conservación de la Naturaleza correspondiente. 3. La solicitud y la realización de las batidas, monterías, recechos y esperas, así como las medidas precautorias, normas de seguridad y responsabilidad, estarán sujetos a los requisitos que prevé la Ley 13/2013, de 23 diciembre, de caza de Galicia, y la reglamentación vigente. Si por cualquier circunstancia alguna de las batidas, monterías, recechos o esperas autorizadas no se pudiese efectuar en el lugar y fecha fijados, en ningún caso se podrá trasladar su celebración a otra fecha o lugar. 4. En los terrenos de régimen cinegético común, las solicitudes de batidas y monterías deben ir acompañadas de la relación de cazadores/as que podrán participar en estas cacerías colectivas. 5. En las batidas y monterías, la persona responsable deberá llevar en su poder, en todo momento, la autorización correspondiente. La relación completa de participantes, encabezada por la persona responsable de la cacería, con los respectivos nombres y números del DNI/NIF, deberá estar confeccionada en el momento de la colocación de las personas cazadoras en los puestos. 6. En los terrenos de régimen cinegético especial, cuando se celebre una batida, montería, espera o rececho sobre especies de caza mayor, se podrá disparar a todas las piezas de caza mayor que se encuentren en período y día hábil de caza y que estén recogidas en el plan de ordenación cinegético y en el plan anual de aprovechamiento y siempre que no se tenga cubierta la cuota de capturas. Con las mismas premisas y siempre que se hiciese constar en la solicitud, se le podrá disparar al zorro utilizando armas y municiones propias de la caza mayor. Artículo 12. Piezas de caza 1. En los planes de aprovechamiento de los terrenos de régimen cinegético especial y en las autorizaciones concedidas para el ejercicio de la caza mayor en los terrenos de aprovechamiento cinegético común, se especificarán las piezas de caza por especie, sexos y edades sobre las que se podrá ejercer la caza. 2. En todo caso, nunca podrán incluirse como piezas de caza: a) Las crías y las hembras de especies de caza mayor cuando vayan acompañadas de sus crías. b) Los machos inmaduros de las especies corzo, ciervo y gamo. c) Los machos adultos que efectuaran el desmogue antes del cierre de su período hábil de caza. Todos los animales de caza mayor, que sean abatidos, deberán ser identificados mediante un precinto que se facilitará por la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, previo pago de la correspondiente tasa, y que deberá colocarse en la pieza de caza antes de ser transportada del terreno en el que se realizó la cacería, de manera que no pueda quitarse sin alterarlo o destruirlo. Las matrices de los precintos utilizados, junto con los resultados de la actividad cinegética sobre piezas de caza mayor, así como las listas de participantes en batidas y monterías, deberán entregarse por el/la solicitante a los servicios provinciales de Conservación de la Naturaleza en el plazo máximo de quince días naturales desde la fecha de realización de la cacería. Para el transporte de las partes de piezas de caza mayor abatidas, el responsable de la cacería emitirá una declaración que acredite su procedencia, de acuerdo con el modelo incluido en el anexo VI de esta resolución. TÍTULO IV Medidas de control por daños Artículo 13. Daños producidos por la caza 1. Con el fin de reducir los daños que se puedan producir en la agricultura, en la ganadería, en la silvicultura, en la circulación viaria, en la flora y fauna silvestre, los servicios provinciales de Conservación de la Naturaleza podrán acordar medidas de control. Estas medidas se adoptarán, previa comprobación de los daños existentes por los/las agentes de Conservación de la Naturaleza, siguiendo directrices expresamente establecidas por la Dirección General de Conservación de la Naturaleza. 2. Las principales medidas de control frente a los daños por especies que se podrán adoptar son las siguientes: a) Lobo (Canis lupus): por daños constatados de esta especie se podrán autorizar esperas, batidas o monterías durante todo el año, salvo en los meses de abril, mayo y junio, en los que únicamente se podrán autorizar esperas. La existencia de daños deberá ser comunicada al servicio provincial de Conservación de la Naturaleza con el fin de proceder a su comprobación, como requisito previo a la autorización de la práctica cinegética sobre esta especie. Las personas solicitantes de cada batida, montería o espera autorizadas deberán informar de sus resultados, por escrito, al servicio provincial de Conservación de la Naturaleza correspondiente en un plazo máximo de cinco días hábiles siguientes al de su realización. El incumplimiento de este requisito podrá suponer la denegación de otras solicitudes y la anulación automática de las ya autorizadas. En todo caso, se estará a lo dispuesto en el plan de gestión de esta especie aprobado por el Decreto 297/2008, de 30 de diciembre. b) Jabalí (Sus scrofa): 1. Con el fin de reducir los daños producidos por esta especie, tras comprobarse la existencia de aquellos, los servicios provinciales de Conservación de la Naturaleza podrán autorizar la realización de batidas, monterías o esperas. Las solicitudes deberán presentarse a partir de la detección de los daños, de modo que permita su comprobación por el servicio provincial correspondiente. Los/las titulares de un Tecor también podrán solicitar la adopción de estas medidas de control en las zonas de adiestramiento para perros y zonas de vedado que tengan autorizadas. Las personas solicitantes de las batidas, monterías o esperas autorizadas deberán informar por escrito de sus resultados al servicio provincial de Conservación de la Naturaleza correspondiente, en un plazo máximo de 10 días siguientes a su realización. El incumplimiento de este requisito podrá suponer la no autorización de más batidas, monterías o esperas y la anulación automática de las ya autorizadas. 2. En los ayuntamientos que se relacionan en el anexo IV de esta resolución, las autorizaciones de caza por daños se realizarán de manera inmediata, no siendo necesaria la comprobación de estos. A petición del/de la titular del Tecor, los ejemplares capturados en las actuaciones cinegéticas autorizadas por daños podrán no ser tenidas en cuenta en el cómputo de la cuota anual de capturas. c) Corzo (Capreolus capreolus) y ciervo (Cervus elaphus): con el fin de reducir los daños producidos por estas especies, se podrá proceder de igual forma que en el caso del jabalí, excepto en lo relativo a lo especificado en el punto 2 del citado apartado. d) Zorro (Vulpes vulpes): con el fin reducir los daños producidos por esta especie, se podrá proceder de igual forma que en lo indicado para el caso del corzo y el ciervo. Se podrá autorizar por los servicios provinciales de Conservación de la Naturaleza la realización de batidas al zorro en las zonas de adiestramiento de perros y aves de cetrería y en las zonas de vedado que tengan aprobadas los Tecor. Las personas solicitantes de batidas deberán informar por escrito de los resultados de las mismas al servicio provincial de Conservación de la Naturaleza correspondiente, en un plazo máximo de 10 días siguientes a su realización. El incumplimiento de este requisito podrá suponer la no autorización de más batidas y la anulación automática de las ya autorizadas. 3. Para los daños producidos por las especies indicadas en las letras a), b), c) y d) del apartado anterior, en terrenos cinegéticos de régimen especial las solicitudes serán formuladas por el/la titular del derecho de aprovechamiento, en ellas se recogerán obligatoriamente las firmas de la persona o personas perjudicadas por los daños detectados. En terrenos de aprovechamiento cinegético común las solicitudes serán formuladas por la persona o personas perjudicadas por los daños detectados. Cuando los daños sean generalizados, las personas titulares del órgano territorial de dirección competente en materia de conservación de la naturaleza, a petición motivada de los municipios afectados y con posterioridad al informe técnico del servicio provincial de Conservación de la Naturaleza, podrán autorizar la caza mediante las modalidades y medios que estime más adecuados, estableciendo las condiciones particulares para realizar la cacería. Los participantes en estas cacerías serán determinados por los municipios mediante un sorteo público entre los cazadores que lo soliciten, dando prioridad a los propietarios de los bienes afectados. En el caso del lobo (Canis lupus), se estará, en todo caso, a lo establecido en el plan de gestión aprobado para esta especie. 4. La persona titular de la Dirección General de Conservación de la Naturaleza podrá establecer, mediante una resolución motivada, limitaciones temporales a la adopción de estas medidas de control con el fin de evitar alteraciones en las poblaciones de fauna silvestre y no interferir en su cría y reproducción. Los servicios provinciales de Conservación de la Naturaleza, en esos casos, prestarán asesoramiento técnico a las personas afectadas por los daños para la adopción de medidas alternativas de prevención y protección para las personas o en la agricultura, en la ganadería, en los montes o en la flora y fauna silvestre. 5. La carne de las piezas de caza reguladas en el apartado 2 de este artículo que se abatan como consecuencia de la adopción de medidas de control no podrá ser objeto de venta o comercio. 6. Las piezas de caza mayor que se abatan como consecuencia de la adopción de medidas de control deberán ser identificadas mediante precintos que serán facilitados por la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras gratuitamente y deberán colocarse en las piezas de caza antes de ser transportadas fuera del terreno en el que se realizó la cacería, de manera que no puedan quitarse sin alterarlos o destruirlos. Las matrices de los precintos utilizados, así como los que no sean empleados, se aportarán al correspondiente servicio provincial de Conservación de la Naturaleza, junto con los resultados de las cacerías. Artículo 14. Aves perjudiciales para la agricultura y la caza En virtud de lo dispuesto en el artículo 58 de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del patrimonio natural y de la biodiversidad, podrán quedar sin efecto las prohibiciones contenidas en el capítulo I del título III de dicha ley, permitiéndose la caza y captura de aves silvestres que puedan ocasionar daños a los cultivos agrícolas y a la fauna. Las personas interesadas deberán formular una solicitud dirigida a la persona titular de la Dirección General de Conservación de la Naturaleza en la cual se hará constar: a) Especie que se pretende cazar o capturar. b) Los perjuicios causados o los riesgos que se puedan producir, así como su magnitud. c) Las técnicas disuasorias probadas sin éxito. d) Expresión del método, el tiempo y el lugar donde se pretende cazar las aves perjudiciales. Será preceptivo el informe del servicio provincial de Conservación de la Naturaleza correspondiente sobre los daños existentes, en el que se indicará si los daños fueron causados o no por las especies citadas. Si no fuese posible establecer razonablemente el origen de los daños, se denegará la solicitud. TÍTULO V Regímenes especiales por especies Artículo 15. Regímenes especiales propuestos por los/las titulares Serán de obligado cumplimiento las ordenaciones específicas en los terrenos de régimen cinegético especial aprobadas por las personas titulares de las jefaturas territoriales de la consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, propuestas por los/las titulares de estos terrenos, en las que se establezcan vedas y cierres anticipados de los distintos períodos hábiles. Artículo 16. Regímenes especiales por especies aprobados después de oídos los comités provinciales de Caza y el Comité Gallego de Caza 1. Caza menor: a) Arcea (Scolopax rusticola): en terrenos cinegéticos de régimen especial y previa solicitud, se podrá prolongar el período hábil de caza para esta especie hasta el día 14 de febrero de 2016. Se establece para esta especie una cuota de captura de 3 ejemplares por cazador/a y día. b) Becacina (Gallinago gallinago): excepto en los ayuntamientos que se relacionan en el anexo V de esta resolución, en los que su caza está prohibida, esta especie se puede cazar en el período hábil de caza menor, pudiendo prorrogarse su período hábil en terrenos cinegéticos de régimen especial y previa solicitud, hasta el día 14 de febrero de 2016. Se establece para esta especie una cuota de captura de 3 ejemplares por cazador/a y día. c) Liebre (Lepus granatensis): únicamente se autoriza su caza en el período hábil comprendido entre el 18 de octubre y el 29 de noviembre de 2015 y en terrenos de régimen cinegético especial. d) Zorro (Vulpes vulpes): en el período hábil de caza menor se puede cazar en las distintas modalidades de caza menor y en batida. Se podrán autorizar batidas para la caza del zorro desde el 5 de septiembre hasta el 17 de octubre de 2015, y desde el 7 de enero hasta el 14 de febrero de 2016, los jueves, sábados, domingos y festivos en todo el territorio de la Comunidad Autónoma de Galicia. Con la finalidad de apoyar la consecución de la finalidad perseguida por las actuaciones de gestión realizadas en los Tecor, las personas titulares del órgano territorial de dirección competente en materia de conservación de la naturaleza, podrán autorizar batidas al zorro los sábados del período hábil de caza menor, cuando se hayan planificado y ejecutado actuaciones de mejora sobre aquellas poblaciones cinegéticas que puedan ser afectadas negativamente por el zorro. e) Codorniz (Coturnix coturnix): se podrá autorizar su caza entre el 22 de agosto y el 13 de septiembre de 2015 en los Tecor de la antigua laguna de Antela en los ayuntamientos que se relacionan en el anexo III de esta resolución. Se autoriza su caza los sábados y domingos en las modalidades denominadas en mano y al salto, con un máximo de 15 escopetas por jornada y cuartel de caza y un máximo de 4 escopetas por cuadrilla. Requiere autorización expresa de la persona titular del órgano territorial de dirección competente en materia de conservación de la naturaleza de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras de Ourense, que podrá recoger medidas especiales para garantizar el cumplimiento de estas condiciones, y será preceptiva la presentación de un plan técnico de caza que tiene que incluir un censo de la especie, un cálculo del número de capturas totales y su reparto por jornadas de caza, con un máximo de 10 piezas por cazador/a y día. Los cuarteles de caza autorizados contarán con una superficie máxima de 1.000 ha, y su número vendrá dado en función de la superficie útil para la especie, de acuerdo con lo siguiente: • Número de cuarteles autorizados: 2.000 ha * Ir a la sección * Ir al siguiente © Xunta de Galicia. Información mantenida y publicada en internet por la Xunta de Galicia Oficina de Registro Único e Información | Sugerencias y quejas | Aviso legal |Le atendemos