Skip to main content

Matar raposos para "controlar su número"...otra mentira.

Posted in

raposo gallego 2013 fabrica22-01-2013 - (Gallego) Estábamos esperando las "novedades" de la FGC sobre el campeonato gallego de matar zorros 2013, y su versión de lo que nosotros allí vimos, para publicar datos significativos que, a nuestro juicio, demuestran que estas matanzas se realizan por razones que para nada coinciden con las esgrimidas por dicha Federación. Mas bien demuestran que solo atienden a intereses económicos de empresas y colectivos que ganan dinero a costa de la matanza de animales, gracias a los incautos que gastan su dinero para asistir a estos deleznables eventos.
 
Publicadas dichas noticias y a la vista de que coinciden con los datos que teníamos guardados, su carácter oficial nos permite publicar el VIDEO completo de ese día, así como tejer algunas consideraciones sobre estos nefastos campeonatos.

Lo primero que destaca de la versión "oficial" es que, lo que nosotros consideramos una temeridad por salir al monte en condiciones atmosféricas tan adversas como las de ese día por el riesgo de accidente que supone, ellos lo consideran "...deu mostra, unha vez máis, da fortaleza dos cazadores en xeral e dos raposeiros en particular que tiveron que sufrir a pe de monte as inclemencias dun forte temporal.". Lo que para muchos ciudadanos es apenas sed de sangre y desprecio por la vida, tanto de los animales como de quienes pudieran ser víctimas de algún tipo de accidente facilitado por el desapacible día, que no permitía distinguir sonidos ni la presencia de otras personas, para ellos se trata apenas de "A forte choiva e vento que tiveron soportar cans e cazadores fixo moi complexa a xornada, dificultando moito o traballo de rastrexo do raposo por parte dos cans. Feito este o que minguou o número de capturas e avistamentos." o sea, algo que les impidió matar, sin motivo justificado, más animales al mismo tiempo que "inflan" el patético ego de sus desinformados "clientes".

Y este último argumento nos lleva al dato ue habíamos guardado, que no es otro que el resultado práctico de tanta insensatez, de tanto riesgo, de tantas muertes gratuítas y de tanto desprecio por la seguridad. Nos explicamos:

El sábado, a pesar de los denodados esfuerzos de los organizadores para impedirnos acceder al lugar donde se entregaban los cuerpos de los zorros abatidos, a pesar de haber establecido, en contra de lo acostumbrado, dos lugares diferentes para sus "eventos", el uno para comer y el otro para entregar los zorros, a pesar de las mañas y tácticas de los vehículos oficiales de los guardas forestales que, por razones que no sabemos explicar, acuden de forma tan raposo galego 2013 arbolesnumerosa a dichos campeonatos mientras brillan por su ausencia en la labor que deberían realizar durante el resto del año que es vigilar que se cumplan las normas de caza, lo cierto es que, a pesar de todas estas precauciones, al final y casi como cuestión de principios, de forma parecida a como nos entramos siempre del programa, fechas y lugar de las matanzas, también pudimos acceder a su,últimamente, tan bien guardado secreto: Los cuerpos de las víctimas de la cacería. Víctimas que, no lo olvidemos, hace pocos años exhibían ufanos al final de sus campeonatos cubriendo plazas públicas con los cadáveres de sus indefensas víctimas.Espectáculo que actualmene, el rechazo ciudadano, les ha obligado a convertir en en actividad sigilosa.
 
Nuestro asombro fue mayúsculo cuando comprobamos que, dentro del camión frigorífico que los recoge, estaban los cadáveres de apenas SIETE animales. Debido a lo inesperado del dato consideramos que , en lugar de hacerlo público de inmediato, sería mejor esperar a saber qué tipo de "explicaciones" darían los organizadores de la matanza ante tan escasos resultados ya que, a diario, nos bombardean con el "excesivo" número de raposos para justificar estas carnicerias.

Las magras capturas que ellos, como siempre y de manera interesada, atribuyen a la meteorología, más parecen indicar que, o bien la población de raposos no "goza de tan buena salud" como afirman a diario para justificar las matanzas, o que el sistema de "control" del raposo es un desatre y los "despiojadores" de plagas, armados con escopetas, son unos mantas.

Y es que quienes viven a cuenta de la caza y de quienes se gastan su diero en esta actividad, nunca van a reconocer que, por su codicia, han esquilmando los montes y arrasado la fauna tradicional sustituyéndola por animales de granja para seguir manteniendo el vicio de los escopeteros. Cuando se habla de la desapariciópn de conejos, liebre y perdices silvestres, lo achacan al zorro, en consecuencia se justifican los actuales "campeonatos" que acabarán también con el zorro, diciendo que hay demasiados y que están esquilmando al resto de especies cinegéticas. Cuando salen a "controlar· el "equilibrio" de zorros con todo un ejército de "especialistas" en la materia, resulta que regresan con solo 6 zorros y ahora la culpa es del "mal tiempo". Ellos nada tiene que ver nunca con el lamentable estado del medio natural y de la fauna silvestre en Galicia, ellos son "los mayores ecologistas", unos "deportistas saludables" que solo cntribuyen a mantener "a raya" a los depredadores.

Admitir que estos eventos se realizan, única y exclusivamente, por intereses económicos, no lo van hacer nunca y mucho menos reconocer que, como mínimo, se realizan sin estudios previos de la población de la zona. menos todavía ya que, com estamos comprobando un año tras otro, se trata de realizarlos en los pocos lugares, cada vez más escasos, donde aún les siguen permitiendo realizar estas "cazatas" masivas e indiscriminadas tan nocivas para los intereses locales.

raposos portomarinEn todo caso parece evidente que, tanto los argumentos de la FGC, como sus radicales, nocivas para la fauna, sangrientas y peligrosas "soluciones",  solo sirven para promocionar a esa Federación y para quitarle el dinero a los incautos que acuden a sus matanzas con el señuelo de cazar un mes más, gratis en lo que al Tecor ajeno se refiere y con la oportunidad a mano de llevarse "otros" trofeos de tierras prestadas.

Las, que ya vienen siendo comunes, fotos de una docena de matrifes, cuyo único mérito ha sido reventar y quitar la vida a animlaes indefensos, rodeados por autoridades que deberían estar al servicio de todos los ciudadanos pero que asisten y se fotografían de forma humillante en acontecimientos cinegétidos, debería ser motivo de vergüenza el que se publiquen en los medios de comunicación de una sociedad desarrolada y culta.