Skip to main content

Perros que defecan

Posted in

perro caca26-01-2014 – (Gallego) No es que lo vaya a justificar, pero ¡menudo rifirrafe que se ha montado en los foros de Cope O Carballiño con los pobres perros!, ellos que no tienen culpa de nada y defecan donde pueden o donde sus dueños se lo permiten los escasos cinco minutos que los sacan a pasear (con las nobles excepciones, que siempre hay, de la mucha gente que realmente trata bien a sus animales).

Pero lo que llama la atención es que estos indignados ciudadanos "ejemplares", que montan en cólera ante una defección canina que se degrada en el medio natural en menos de cinco días, (menos aún en verano) vivan tan tranquilos viendo como sus jóvenes retoños se pasan las tarde ociosas sentados en los respaldos de los bancos públicos (como si para utilizar un banco se necesitara un manual de instrucciones) charlando animadamente mientras, con toda naturalidad, despejan en la vía pública los restos de las pipas, chicles, "chispis" y otras guarrerías cuya presencia en calles peatonales, plaza de las monjas, plaza roja, fuentes públicas o puertas de comercios, tuviéramos los demás la obligación de contemplar y la administración de barrer.

Nunca he visto a ninguno de estos estrictos y furiosos reclamantes llamarles la atención y menos aún dirigirse a sus progenitores para solicitarles que inculquen algo de buenos modales, educación y conceptos de higiene a estos pequeños monstruos, aprendices de gorrino y carentes de educación, que a saber el tipo de sorpresa de higiene que le pueden deparar a sus parejas el día en que aquellas accedan a sus intimidades.

finca sucia carball.Y que decir de las fincas que rodean O Carballiño, con sus plásticos, neveras, botellas, chatarra, etc.  o la carretera de Cea, cuyas cunetas posiblemente sean las más llenas de basura de toda España, o las calles de O Carballiño, los domingos por la mañana, en cuyas esquinas no solo se puede contemplar todo tipo y color de orines humanas, como también restos de cristales, envases diversos, colillas, botellas de cerveza, vomitonas, vasos y guarrerías diversas, allí dejadas por frecuentadores de botellones y "no botellones". Por chicos y chicas guay, bien vestidos, de familia, vamos.

Somos un pueblo incivilizado (el País entero), inculto, nos gusta protestar pero vivimos entre la basura, convivimos con ella y carecemos del concepto de higiene, entendida esta no como el gasto exagerado en "Persil" y si como la cultura de la limpieza pública. Protestamos por protestar, pero la verdad es que solamente han pasado unas pocas décadas desde que tirábamos de las vacas con la soga por el centro de O Carballiño, cuyas defecaciones eran, en el mejor de los casos, del tamaño de una tapa alcantarilla (en diámetro) que en altura dependía de si la vaca estaba parada o en movimiento.

Señores, pidamos que se recojan los restos que dejan los pobres perros, pero recuerden que la botellita de agua mineral (ahora solo se bebe de esa, porque la natural de la fuente parece que no es tan “fina”) cuando se termina, no se arroja por la ventanilla del coche, ni siquiera cuando se circula por esas pistas “de aldea”. Se guarda y se echa en la basura. Si es posible en el contenedor amarillo.

Gracias.