Skip to main content

Quien sigue contaminando es occidente, no China.

Posted in

juguete gato

10-12-2015 – Se puede además verificar de forma empírica tal y como lo hemos hecho estos días.

Hemos elegido unos pocos productos, al azar, en el supermercado GADIS. Había un protector de manteles metálico y desplegable (el de toda la vida), un juguete para gatos y un par de artículo más. Por increíble que parezca todos ellos figuraban como “Made en China” o como viene siendo más común “Made in RPC”, lo cual significa “Made in Republic Popular of China”, en Román paladino “Fabricado en la República Popular de China”, nueva argucia que utilizan para no decir claramente que se fabrica en China.

Pues bien, a pesar de que estamos consumiendo un elevadísimo porcentaje de  productos fabricados en China, no parece que sea ese el problema de la contaminación ya que, lo que se produce en China se deja de producir en Europa, USA u otro lugar cualquiera de occidente. Lo que se está haciendo es producir en China las marcas de empresas occidentales que allí instalaron sus fábricas o importadores de productos allí producidos, que los venden en los mercados occidentales.

Lo que queremos decir es que si aquí se deja de fabricar lo que se fabrica en China, la contaminación debería ser la misma ya que se dejaría de contaminar aquí por el hecho de que, ahora, esos productos se fabrican allí.

Pero esa no es la realidad, la actual producción de bienes en China está causando una multiplicación de la contaminación del aire y de gases de efecto invernadero, lo cual no debería suceder ya que, como dijimos, lo que allí se produce, se deja de producir aquí, así que la contaminación no debería aumentar.
La respuesta al hecho real de que las emisiones sí que aumentan, no es la alta producción de China y sí los métodos, la tecnología, los combustibles, el sistema de producir que es altamente ineficiente y contaminante, se están utilizando tecnologías ineficaces, antiguas, obsoletas y que requieren mano de obra casi esclava (esa es la otra faceta de la producción en China).

Cuanto a la respuesta de por qué es occidente quien contamina es que las empresas occidentales que han relocalizado su producción a China y las que allí compran productos manufacturados, lo hicieron para aumentar sus beneficios comprando más barato allí, gracias al sistema arcaico y contaminante de producción, y venderlos aquí al mismo precio que si fueran fabricados en Europa o tuvieran la misma calidad de los que antes aquí se elaboraban.

juguete perroAsí pues explotan comercialmente, laboralmente y ecológicamente a China que, a su vez, exporta su contaminación al aire del resto del mundo, y nos estafan vendiendo productos de menor calidad al mismo precio que si fueran fabricados con la tecnología y los derechos laborales de Europa. Y cuidado, porque este tipo de “estafa” es más insidiosa que la tienda de “chinos” que venden productos imitación a precios bajos, estas grandes empresas venden productos “ de marca” fabricados en China a precios de fabricados en Europa con todas las garantías laborales y ecológicas.

Como es evidente la solución sería sencilla no fuera por la codicia de esas grandes empresas que están viendo aumentar de forma escandalosa sus beneficios gracias a esa explotación, a esos engaños y a esa contaminación, bastaría con exigir que los producto Chinos fueran fabricados de forma más eficaz, más respetuosa con el medio ambiente y con los derechos laborales y humanos.

Tan sencillo como eso: Si quieren vender en occidente fabriquen de manera “limpia” y respetando al trabajador. La solución “sucia” sería exigirles que no acaparen, como hacen siempre que pueden, todas las ventajas de fabricar en China, que cobren precios acordes con lo que ellos pagan allí por esos productos.