Skip to main content

Zorro abandonado en un pozo

Posted in

zorro en pozo06-01-2018 - Sobre el zorro abandonado en el pozo compartimos un enlace que nos envió una seguidora, donde el titular de la web se confesaba autor de los hechos, es decir, de rescatar al perro y dejar al zorro a su suerte (GALERÍA). Pedíamos que no se accediera a esa web con ofensas ni insultos ya que no es ese nuestro estilo. Atribuíamos la acción de este “deportista” de la escopeta a que son gentes incapaces de enfrentarse con sus víctimas, y motivo por el cual allí lo dejó, ya que la forma normal de actuar es enviar al perro y ellos se limitan a disparar desde lejos, a resguardo, impunes. También sugerimos que posiblemente otras razones de su innombrable acto fue que ignoraba las técnicas para rescatar al zorro con seguridad, además del temor de que le mordiera al intentar tocarlo. Sea como fuere, estamos seguros de que un cazador de los de antes, de los que cazaban por necesidad, hubiera sido incapaz de cometer tal crueldad.

Decíamos también que el autor de este acto tan vil es un antiguo conocido, ya que en otras ocasiones lo hemos sorprendido invadiendo los refugios de fauna que, en cantidad de más de 70, tenemos segregados en esta zona. Lo filmamos y figura en un vídeo que publicamos en su momento. Dicho vídeo tuvo que ser modificado ya que aparecía el nombre de un negocio de su propiedad, dedicado a la venta de armas, cartuchos, GPS, ropas para el monte y demás cachivaches para matar en tierra y en el agua, en un pueblo de la provincia de A Coruña, y que él pasea publicitando en grandes caracteres escritos en las cuatro caras del enorme remolque donde transporta a los perros. Su evidente finalidad es visitar los diferentes tecores de la comunidad mostrando el nombre del “negocio” y equipado con toda esa parafernalia para que los demás “deportistas” lo admiren y, movidos por el “yo también quiero”, acudan a su negocio a comprar. En aquella época, lejos de disculparse por cazar ilegalmente en nuestras propiedades, optó por acudir a los administradores de Youtube a “llorar” para que se quitaran las imágenes que él tanto se ocupa en difundir.

perro pozoTambién en los comentarios de su post, que por cierto ha retirado de la web, se tejen comentarios sobre lo peligroso de esos pozos, sobre posibles denuncias a sus propietarios, etc. lo cual nos llamó la atención puesto que esta gente tiene el verbo rápido para intentar echar en cara que “se ocupan del monte”, de que limpian, conservan, etc. aún a sabiendas de que no es verdad, caso lo fuera, parece lógico que se ocuparan de neutralizar este tipo de peligros ellos mismos, por su bien y por el “cariño” que dicen tener a sus perros. Asegura que ya no es la primera vez que le ocurre, así que no entendemos como estos “cuidadores” del monte pasan de largo ante un peligro de tales dimensiones y no lo incluyen en sus “cuidados” para evitar accidentes.

Ante sus comentarios reivindicativos, sus quejas sobre la peligrosidad,  sobre la posibilidad de denunciar al propietario, les recordamos que ellos habían venido desde la provincia de Coruña, donde tienen su residencia y sus negocios de matar, a nuestra zona, a invadir nuestros refugios de fauna, a tirar nuestros muros, a pisotear nuestras propiedades que están segregadas del tecor, a molestar a nuestros animales domésticos y a poner en riesgo nuestra integridad al cazar, como se puede ver en el vídeo realizado ese día, en las carreteras. Se ve que aplican la “ley del embudo”: todos los derechos para ellos y ninguno para los demás.

zorro liberadoCuando a las posibles denuncias que “pretenden” realizar y para facilitarles el trabajo, les informamos de que dicha finca es propiedad de una señora, viuda hace ya muchos años, que está ciega y cuyo único hijo se le ha muerto hace poco más de dos años. Es inconcebible que, habiendo estado en nuestra parroquia, no se hayan informado de estos extremos de boca de los demás escopeteros de la comarca, como también se hubieran evitado tan grosera metedura de pata caso se dedicaran a actuar en su tierra y se abstuvieran de ir a molestar en la casa de los demás.