Skip to main content

El envenenamiento intencional de los ríos – un crimen impune.

Posted in

fosa vilamoure-notas05-08-2012 - (Gallego) Cuando hace no muchos años, el ministro “pepiño” presumía de que España podía mirar a Alemania, y al resto de Europa, por encima del hombro, cuando se hacía la foto de al lado presumiendo de “infraestructuras” megalómanas; cuando sepepiño campeón invertían 25 millones de  Euros en cada kilómetro de un aristocrático AVE, cuando alcanzamos la “champioli” en kilómetros de autopistas y autovías, a 6 millones de euros el kilómetro, también se estaban construyendo en las aldeas unos artilugios que el cacique de turno “vendió a los desinformados paisanos como “depuradoras”. (Pinche en las imágenes para aumentar).

Tales engendros consisten en dos depósitos con gravilla, que filtra el material sólido procedente de la red de alcantarillado de las aldeas, y permite el libre paso de los líquidos.

Como es obvio dichos residuos no reciben ningún tipo de tratamiento con vistas a la eliminación de sus elementos tóxicos y, de esa guisa, son vertidos directamente en los regatos de esas aldeas.

Resulta que “esas aldeas” se encuentran mayoritariamente en lo alto de las montañas, en el rural, o lo que es lo mismo, en las cabeceras de los ríos. Ríos que como todos sabemos, constituyen la red arterial del agua potable de cualquier territorio.

regato-cloacaHace unos 50 años los residuos humanos, mezclados con los de los animales, más el matorral con el que se cubría el suelo de las cuadras, constituían el abono para los campos. Todo se reciclaba, y lo más importante, no existían ni se utilizaban masivamente, como ahora, toda la serie de lejías, detergentes, así como productos químicos en general para aplicaciones agrícolas, como biocidas, herbicidas, insecticidas, etc. que solos, y sobre todo mezclados unos con otros, forman un veneno letal para cualquier forma de vida acuática.

Durante el invierno, si corre el agua, no se aprecia con claridad lo que está siendo derramado en los cauces fluviales que inexorablemente acaban en los ríos del País, pero en verano, cuando estos regatos secan, es cuando se puede apreciar la dimensión del atentado higiénico, ecológico y sanitario de estos vertidos. Adjuntamos un par de fotos en la que obviamente no se pudo incluir el penetrante y nauseabundo olor que este regato emana.

regato-cloaca 6Hace unas pocas décadas se podían oír en verano los cantos de las ranas, hoy el sobrecogedor silencio que existe en el lugar nos da una idea de la dimensión del atentado que se llevó a cabo. Y eso que estas fosas se suelen limpiar pero hay muchas otras donde nadie se preocupa de advertir a los responsables y las aguas fétidas que desbordan de estas fosas corren por caminos y por pueblos cual cloacas a cielo abierto, igual a las imágenes de los países del tercer mundo.

Inexplicablemente en nuestro país se considera delito contra la salud pública el que dos personas adultas negocien la compra de unos gramos de marihuana, pero el envenenamiento generalizado de la red fluvial del territorio, la eliminación por envenenamiento de toda su fauna y el vertido de aguas fecales en las cabeceras de los ríos, que deberían ser sagrados e intocables, se considera “desarrollo”.

Los sucesivos gobiernos de corruptos e incompetentes que hemos sufrido, han sido incapaces de invertir una mínima parte de la orgía de millones derrochados en obras inútiles y megalómanas, en construir una red de saneamiento para las aldeas que recogiera los vertidos de estas fosas, que los trasportara mediante una cañería, que evitase el contacto entre el agua limpia y los desechos, acompañando el trazado de los regatos y que todas esas aguas residuales fueran tratadas, en su conjunto, en una depuradora colocada al final de la red hídrica y antes de la desembocadura de los afluentes en los ríos.

alcantarillado punxinEn la imagen al lado lo que sería la red de alcantarillado del Valle de Punxín. Después de recoger las aguas residuales de los pueblos, éstas bajarían canalizadas hasta un colector mayor en una de las márgenes del Río Barbantiño, el cual contaría con una E.D.A.R. antes de su desembocadura en el Río Miño. Así de fácil y económico y los ríos limpios de veneno.