joker123 pussy88 xe88 mega888 viagra malaysia keto actives super 8 ways ultimatejoker123 pussy88 xe88 mega888 viagra malaysia keto actives super 8 ways ultimate Desmanes escopeteros | matarpormatarnon.org
Skip to main content

Desmanes escopeteros

Posted in

01-12-2009 - (Gallego) Presentamos una muestra más de los abusos que llevan a cabo los “deportistas” de la escopeta, el licor café y las malas maneras.


Los mismos que se “quejaban” al subdelegado del gobierno reclamando “protección” y vigilancia en el “Tecor 10.105, San Trocado e Cidade”.


El último fin de semana y posiblemente debido a la frustración que les ocasiona el magro éxito de sus batidas a la procura de animales a los que matar a tiros, hemos tenido que sufrir, en el coche, los desmanes de alguno de estos “visitantes”, que llegan a nuestra vecindad, convencidos de que todo les pertenece y les está permitido.

Cuando sus expectativas se ven frustradas y la sed de sangre queda sin saciar, la emprenden con lo que tienen más a mano. Les cuadró de encontrar uno de nuestros vehículos privados y le arrancaron el intermitente.


La suerte que tienen es que, nosotros, tenemos otro tipo de respeto por la propiedad ajena, incluidos los todo terreno y remolques que, como veremos más adelante, dejan a su merced en medio del monte.


Ya hemos presentado otros artículos sobre el nulo respeto que les merece la ley de caza y la seguridad de las personas que circulan por los caminos y las pistas, o en las proximidades de los pueblos.


En las fotos de al lado los podemos ver, en plena “actividad”, en un lugar donde infringen la ley de caza, y la seguridad de terceros, por duplicado.

 

No solo se ven cazadores en la carretera, sino que, además los otros cazadores que no están en la propia carretera, están amenos de 50 metros de la misma y a menos de 100 metros de la casa cuyo muro se aprecia al fondo de la foto. 

 

 

En la fotos siguientes podemos ver como destruyen la señalización que prohíbe la circulación de coches por el monte. Una costumbre muy arraigada, ésta de meter el coche en medio del monte, entre este colectivo de “deportistas”, quienes, al parecer, necesitan el todo terreno para llegar a los lugares del monte por los cuales los vecinos circulamos a diario, sin necesidad de vehículo alguno.

 

Ignoramos si este empeño en meter el coche hasta los últimos rincones del monte es por hacer más “deporte” o simplemente para enseñarlo a sus “colegas” de fechoría. Éstos que aparecen en la foto ya fueron avisados suficientemente, no obstante, insisten en seguir en sus trece.


También es innegable que no se respetan los refugios de fauna, la prueba más palpable es el sendero que se puede ver en el centro de la foto de la izquierda (agudicen la vista, por favor) y que se dirige directamente al cartel que advierte de que, la finca que hay en frente, es un “refugio de fauna”. No es que los violen, es que no hacen el mínimo caso a los letreros, confían en quedar impunes y hasta han acabado por trillar la hierba de tanto pasar por el lugar.

 

La basura ya es costumbre de todos los días, algunas veces la depositamos en un lugar bien visible para intentar descubrir el grado de "captación" de algunos cerebros.


Luego se quejan de su mala imagen. Mala imagen que se han ganado a pulso y que realizan grandes esfuerzos por mantener y potenciar.