joker123 pussy88 xe88 mega888 viagra malaysia keto actives super 8 ways ultimatejoker123 pussy88 xe88 mega888 viagra malaysia keto actives super 8 ways ultimate Cómo devorar un planeta | matarpormatarnon.org
Skip to main content

Cómo devorar un planeta

Posted in

18-07-2010 - (Gallego) Si hoy miramos hacia las montañas, cuya imponente presencia creíamos patrimonio de todos, vemos las enormes heridas producidas por industrias, denominadas minería o bien canteras, donde unos personajes, autorizados por un supuesto poder emanado del pueblo, se dedican de forma prácticamente gratuita a destruir, hasta la demolición total, montañas enteras para que algunos pocos accionistas obtengan enormes lucros económicos a costa de apoderarse de un bien común cual es el paisaje y las montañas.


El único beneficio para el resto de la población son algunos sueldos y unos pequeños impuestos que nada pagan en comparación con el destrozo que practican en el medio natural.


En la zona de O Porriño no es que hayan demolido una montaña entera en el mismo centro del pueblo, el problema son las innumerables canteras que se esconden entre el laberinto de montes y pinares de la zona, parte de las cuales solo son advertidas cuando se observa detenidamente los valles a lo lejos y las columnas de polvo que levantan las explosiones diarias en sus paredes.


Y no se trata de que se autorice tal desatino porque existe una urgencia o una necesidad de retirar alguna piedra para realizar una obra puntual, como sería lo racional, no, se autoriza la extracción masiva, sin límites y “ad infinitum” para abastecer los nuevos mercados que se están promoviendo en el resto de Europa. Se autoriza a empresas privadas a que vendan nuestro paisaje y  nuestras montañas para que unos pocos obtengan beneficios económicos y no para solventar un problema puntual, lo que implica que un día todas las montañas susceptibles de ser vendidas lo serán. Tiempo al tiempo.


Si miramos alo océano resulta que esa inmensidad toda, donde la fauna se autorregulaba y las especies alimentaban unas a las otras, manteniendo un ejemplar equilibrio de individuos y de especies, sin dependencia alguna de los seres que habitan la tierra, resulta que, para que unos pocos alcancen grandes beneficios económicos, se está autorizando la extracción industrial y gratuita de millones de toneladas de peces con la pretensión de que en nada va a afectar al equilibrio de la vida en ese medio.


No se trata de un extracción comedida y puntual, como se hizo durante siglos, para abastecer artesanalmente a la población ribereña, no. Se trata de un enorme industria que ya ha ocasionado la extinción de inmensas colonias de individuos, la muerte de millones de otros por falta de alimento, que incluso ha tenido que ser regulada su extracción porque lo increíble ha sucedido, se ha puesto en peligro de extinción a especies como la anchoa o el atún rojo.


Debido a la explotación irracional de las especies de nuestro litoral, se está autorizando a las empresas depredadoras que llevaron a cabo el aniquilamiento de  nuestra fauna costera, a que colonicen y expolien los recursos de otros litorales, como en el caso de Somalia, que no cuentan con  la debida protección militar. En Canadá y Marruecos también se intentó pero allí tienen patrulleras y no les pueden mandar fragatas de guerra con la disculpa de que son “piratas”.


Si miramos a los ríos, vemos como empresas privadas, donde algunos pocos ganan inmensa fortunas, se han apoderado gratuitamente de sus cuencas y de sus lechos, colocando inmensas represas que taponan su caudal e impiden que la fauna remonte sus cauces para reproducirse.

Todo permitido por unos supuestos representantes del pueblo soberano que, al entregar el bien común de la humanidad a unos pocos, para que ganen dinero, también están colocando en peligro la existencia de otros seres vivos debido a la intervención negligente, criminal y altamente nociva para su supervivencia, en su forma de vida y en la parcela de mundo que precisan para sobrevivir.


Si miramos al territorio donde el ser humano debería convivir con las demás especies, vemos como algunos tiburones de los negocios, autorizados y consentidos por un supuesto poder público, lo han adaptado al fomento de otros negocios como la venta de vehículos, combustibles, peajes, repuestos, cemento, etc. No para facilitar la movilidad de las personas sino para que las personas gasten su dinero en objetos y necesidades creadas para provecho de aquellos tiburones.


Hace décadas la única barrera que tenían las demás especies para circular por el territorio común de todos los seres vivos, eran los ríos que algunos no podían cruzar. Hoy en día la especie humana les ha colocado cientos, miles de obstáculos peores, cual ríos artificiales, que antes no existían y que ninguno de los demás seres de la tierra puede cruzar para reproducirse, comer, beber o mudar de territorio. La ingente y cada vez mayor red de autovías valladas, trocean el territorio en pequeñas jaulas de las que los animales allí cautivos no pueden salir.


Esos tiburones que ganan dinero transformando dramáticamente el territorio están provocando la extinción de muchas especies por falta de territorio para poder sobrevivir,  por la imposibilidad de diversificar su genética, porque no pueden acceder a sus abrevaderos, porque no tienen lugares sosegados donde reproducirse, porque donde había naturaleza ahora hay hormigón, suciedad, asfalto y vehículos que matan a los demás seres que invaden un territorio que, para beneficio de unos pocos, se ha modificado para un uso exclusivo y donde los demás seres vivos no tiene cabida. Un hecho insólito en el mundo de los seres vivos sobre la tierra.


También hoy podemos ver como, la antaño impenetrable selva tropical, es arrasada con toda facilidad con los actuales medios técnicos, todo un universo de seres vivos, muchos de ellos aún desconocidos, son exterminados porque les privan de su hábitat y en su lugar queda un desierto de monocultivos de caña, eucaliptos u otros monocultivos que agotan el suelo, provocan la erosión y causan la desertificación de lo que antes era un paraíso de vida. Y todo para que algunos ganen millones produciendo combustible para el monstruo que todo lo invade, llamado del automóvil, o para vender, antes de que lo hagan otros, los centenarios ejemplares de árboles tropicales que, después de sobrevivir largos siglos dando vida a innumerables otras especies, en unos minutos, algún inmoral decide cambiarlos por dinero.


Si hoy miramos hacia la diversidad biológica del mundo y el equilibrio entre el número de sus individuos, observamos que, los que debiéramos ser apenas una más entre todas las especies que lo pueblan, en armonía las demás, la codicia humana nos ha convertido  en una auténtica plaga, que se ha multiplicado hasta el absurdo, sin necesidad ni beneficio alguno por la que tal circunstancia haya sucedido y por la sola razón de que los que destruyen al mundo, los que causan el exterminio de las demás especies, los que se apoderan de los montes de los mares, de los ríos, del territorio, de la pureza del aire que respiramos, los que talan los bosques para poner cemento, los que contaminan la tierra, los mares, los ríos, las selvas y el aire, necesitan cada vez ganar más dinero y por lo tanto necesitan cada vez vender más productos, necesitan cada vez más seres humanos que consuman sus productos y por lo tanto van a seguir destruyendo, contaminando, talando, extrayendo, pescando y contaminando cada día más.


Su desmedido afán por ganar dinero y su explotación criminal de todo el orbe, causa la miseria más absoluta en millones de seres humanos, porque no saben calcular el tamaño del rebaño que necesitan y no tienen  escrúpulos en dejar que el excedente y los afectados por sus excesos mueran de hambre, de abandono y de falta de recursos básicos.


A eso les llaman desarrollo y crecimiento económico, creen que se puede seguir haciendo por siempre, que lo que venden nunca se va acabar, que siempre van a tener peces que pescar, ríos que tapar, selvas que talar, minas que explotar, tierra para llenar de cemento y espacio para meter a su ganado y del que sacan un dinero que piensan que los va a alimentar cuando todo se acabe y la tierra sea un estercolero sin diversidad alguna de vida silvestre.


Un recurso excelente como es el petróleo y que tardó millones de años en formarse, tras el enterramiento y descomposición de inmensas selvas de la prehistoria, lo están agotando en poco más de un siglo. De hecho todo indica que ya se ha consumido la mitad de las existencias y al ritmo de consumo actual queda para 20 ó 30 años más, con lo cual no solo acabarán en menos de 2 siglos con esa reserva energética, sino que privarán a las futuras generaciones de poder utilizarlo. A pesar de ello no tratan de racionalizar su consumo y además continúan promoviéndolo en aras de mantener sus beneficios económicos.


A la vista de los hechos solo cabe concluir que, la única manera de parar este desatino es, romper radicalmente con la idea de que los recursos del mundo son para ganar dinero. A tal fin parece evidente que los medios de producción y el consumo de dichos recursos deberá estar controlado y subordinado al interés colectivo. Evidentemente o se puede seguir permitiendo excesos de extracción solo para la obtención de beneficios económicos.


Que la proliferación de nuestra especie sea compatible con los recursos naturales disponibles y con la renovación de los mismos por la naturaleza. A tal fin parece altamente acertada la actual tendencia de los países más desarrollados y cultos en limitar y controlar el crecimiento de la población, en contra de las directrices emanadas de los poderes públicos que, para defender los intereses de los poderosos, predican al aumento de la natalidad.


A este respecto debemos tener presente que, los actuales poderes públicos, financiados y manipulados por el poder económico, están supeditados a estos intereses, actuando como verdaderos representantes de los mismos y que actúan con la legitimidad del voto que, a falta de verdaderos representantes de los intereses de la población, se les otorga en cada elección.


Cualquiera de los partidos políticos, o los miembros que los componen, con posibilidad de ejercer el poder en la mayor parte de los países, tanto por sus actuaciones, como por las diversas conexiones que a diario se descubren entre ellos y las grandes empresas, o por el continuo trasiego de cargos desde el poder político a las empresas privadas, muestran a quien esa gente representa, los intereses que defienden y quienes están detrás de sus actuaciones, dictámenes, leyes que promulgan, autorizaciones de explotaciones, instalaciones de industrias, extracciones, invasión del patrimonio público, etc.


En definitiva para que vivamos en harmonía con la naturaleza y con las demás especies, no podemos permitir que se siga extrayendo de ella más de lo que puede producir, ni los excesos que acaban beneficiando a unos pocos, en detrimento de la mayoría de la humanidad, de la conservación de la diversidad biológica y de los recursos naturales. No podemos continuar con la multiplicación irracional de nuestra especie que, además de los daños citados, acaba condenando a la carencia y a la miseria más absoluta a enorme parte de la humanidad.


Ellos hace mucho tiempo que saben de lo irracional de la actual carrera hacia el abismo, pero su locura no tiene remedio, seguirán destruyendo para ganar dinero, su sentido común es inexistente y no dudan en arrastrar a toda la humanidad al suicidio colectivo al que nos conduce su codicia. Saben que un día acabarán con todo y solo sobrará basura de lo que fue un paraíso de vida en el universo, pero son incapaces de detenerse ya lo han probado hasta la saciedad, de manera que, la única solución, es pararlos a ellos.
Utópico, pero no hay otra…

 

Selección de referencias y enlaces relacionados:

http://www.lavanguardia.es/ciudadanos/noticias/20100713/53962939487/
La-onu-acusa-a-las-grandes-empresas-de-sobreexplotar-los-recursos-naturales.html


http://www.cuatro.com/noticias/videos/opinion-gabilondo-hoy-julio/20100716ctoultpro_2/
La opinión de Gabilondo


http://rebelion.org/noticia.php?id=94304
La corrupción base del capitalismo


http://www.finanzas.com/noticias/economia/2010-06-21/303694_volumen-exportacion-granito-gallego-aumento.html
http://www.farodevigo.es/economia/2010/03/03/nace-cluster-granito--galicia-200-empresas/416733.html
Promocionar la venta de la piedra gallega


http://www.minas.upm.es/relext/Red-Cyted-XIII/web-rimin/rimin1/actividades/Jornadas_Ouro_%20Preto/Piedra_Espana_Lombardero.pdf
Aumento de la Extracción de Granito y piedra natural de 2.000 a 4.500 tm entre 1995 y 2000

http://es.wikipedia.org/wiki/Impacto_ambiental_de_la_pesca
Aumento de las toneladas de pesca 20 mill.ton en 1950 a más de 90 mill. Ton. En 1990 (mundial)

http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Autopistas_y_autov%C3%ADas_de_Espa%C3%B1a
En 2007, en España - 14.689 km. de autopistas Estatales, detrás solo de EE.UU. y China + 2.088 de autonomicas

http://motor.terra.es/motor/articulo/html/mot11581.htm
Aumento de km. de autopistas en España en 1990 – 4.639km, en 2000 - 8.257km

http://www.sme-matriculas.es/estim_unica.html
17.450.000 desde 2000 a 2008


http://es.wikipedia.org/wiki/Teor%C3%ADa_del_pico_de_Hubbert
El pico del petróleo

http://www.lavanguardia.es/economia/noticias/20100330/53899197480/nuevos-indicios-del-fin-de-la-era-petrolera-aie-universidad-richard-branson-la-vanguardia-reino-unid.html

http://www.mviv.es/es/xls/estadisticas/parque/pv.XLS
Viviendas de 21.000.000 a 23.000.000 entre 2001 y 2005

http://es.wikipedia.org/wiki/Espa%C3%B1a
en 2006 – 24.700.000

http://www.aviaciondigitalglobal.com/noticia.asp?NotId=13083&NotDesignId=4
A camino de la privatización de todos los servicios públicos.