joker123 pussy88 xe88 mega888 viagra malaysia keto actives super 8 ways ultimatejoker123 pussy88 xe88 mega888 viagra malaysia keto actives super 8 ways ultimate Los nuevos “bomberos del monte” | matarpormatarnon.org
Skip to main content

Los nuevos “bomberos del monte”

Posted in

15-08-2010 - (Gallego) Cuando se lee la terrible noticia que informa de la muerte de dos brigadistas combatiendo un incendio forestal cerca de Mondariz, lo primero que me llama la atención, al margen del impacto causado por tan trágico suceso, es la corta edad de los trabajadores fallecidos.


El jueves día 12 de agosto alguien provocó un incendio en nuestra parroquia. Eran las 21:15 aproximadamente, lo que da una idea de la intencionalidad de causar el máximo daño al elegir una hora cercana al crepúsculo y de esa manera evitar la actuación de los efectivos aéreos.


Como siempre, la respuesta del distrito forestal (en este caso el nº 11 de Carballiño) correspondiente fue inmediata, pero lo que sorprendió a todos los vecinos no solo fue la diligencia, iniciativa y disposición de los miembros de las cuadrillas que llegaron para combatir el fuego, como también la juventud de todos ellos.

La mayor parte personas jóvenes, dotadas de unos modales exquisitos para con los vecinos, a los que prestaron convincentes explicaciones de cómo pensaban combatir el fuego, además de tranquilizarlos con palabras que indicaban que sabían perfectamente lo que hacían, así como una voluntariedad muy lejos de aquella displicencia y desgana que estábamos acostumbrados a ver en tiempos pasados.


Nada que ver con algunos miembros de las brigadas de otros años en las cuales, a pesar de que también había gente dispuesta y voluntariosa, no faltaba el típico desocupado profesional que, en el combate a los fuegos de verano, solo veía una oportunidad de cobrar un dinerillo sin desistir de su arraigada y casi profesional afición a la inactividad. Individuo normalmente incluido en esas tareas por el cacique de turno en busca de votos.


A la vista de la actuación de estas cuadrillas nos empezamos a explicar como, los días anteriores, cuando brotaron numerosos fuegos en condiciones climatológicas  tremendamente complicadas para su combate, los mismos fueron eficazmente sofocados en pocas horas.


Ignoramos el nuevo tipo de políticas de contratación y formación de estos trabajadores, pero no podemos más que exponer nuestra admiración por su buen hacer, su disposición, su profesionalidad, su entrega y su eficacia.


Entre las nuevas precauciones que observamos destaca el hecho de que, al día siguiente, dos brigadas regresaron al lugar del incendio para verificar su completa extinción y la ausencia de conatos o rescoldos que pudieran reavivarlo.


Creemos que están realizando una excelente labor, que se ganan sobradamente el sueldo que reciben y que nos se les debería obligar a recurrir a la justicia para que se les reconozcan sus derechos, mientras se gastan mareantes cantidades de dinero en aviones y helicópteros.


Damos nuestro más sentido pésame a las familias de los fallecidos y quede patente nuestro reconocimiento a la valerosa y eficaz tarea que están realizando estos trabajadores.