joker123 pussy88 xe88 mega888 viagra malaysia keto actives super 8 ways ultimatejoker123 pussy88 xe88 mega888 viagra malaysia keto actives super 8 ways ultimate Misterio en los medidores de consumo eléctrico. | matarpormatarnon.org
Skip to main content

Misterio en los medidores de consumo eléctrico.

Posted in

15-02-2011 - (Gallego) Suponemos que a nadie se le escapa el escandaloso aumento del recibo de la luz. Todos sabemos, además, que el cambio en el sistema de facturación, que antes era cada dos meses y ahora ha pasado a ser mensual, lo que pretende es disimular el inmoral atentado contra la economía de todos los consumidores, de manera que, el tremendo aumento de lo que abonamos por un servicio básico, quede “maquillado” en dos facturas en lugar de una sola.

Falla la táctica - aunque no dudamos que en muchos casos a algún indefenso consumidor se le haya pasado inadvertida la triquiñuela - porque todos hemos observado que el actual recibo mensual contiene una cantidad que, en la mayoría de los casos, iguala la cantidad que antes pagábamos cada dos meses, y, en muchos casos, incluso la supera.

Creo que todos nos estamos preguntando como es posible que sea tan abusivo el precio que pagamos por un servicio esencial, que apenas cuesta nada a las empresas que lo suministran, que se abastecen de unos recursos que pertenecen a todos los ciudadanos como son los ríos (en la mayor parte de los casos), mediante unas inversiones que ya tienen más que amortizadas, que siguen destruyendo el medio ambiente con molinos de viento y otros artilugios (próximamente también en el mar) con los que ganar más dinero , facturar más kilowatios y exportar más energía para su mayor beneficio, pero que no han retirado ninguna de las centrales que contaminan el aire, como tampoco ninguno de los embalses con los que matan nuestros ríos.

Para ellos la energía “verde” es una forma más de explotar el medio ambiente y de ganar más dinero exportando electricidad, pero sin renunciar a los medios de producción, venenosos y contaminantes, más antiguos y nocivos. Todo con la generosa connivencia de sus lacayos, los políticos, a los que financian y dan órdenes.

Pues bien, recomendamos a todos los “esclavos” que trabajamos y nos apretamos el cinturón, en esta época de crisis para que estos tiburones ganen más dinero, que observen sus facturas de consumo.

Nosotros lo hemos hecho, hemos verificado tanto el precio del kilovatio hora, como también el total de kilovatios consumidos cada mes o cada dos meses (como se quiera). Nosotros concretamente hemos verificado el consumo cada dos meses, desde el año 2000 hasta el 2010.

Los datos que hemos comprobado son tan chocantes como que, el precio del kilovatio, al margen de sus excéntricas oscilaciones, apenas ha variado entre los 0.12 y los 0.18 Euros, en una variación de aproximadamente el 30% de aumento en 10 años.

Que conste que nos hemos limitado a dividir la cantidad pagada entre el número de kilovatios, sin más, lo que se dice lo pagado “puro y duro” por cada kilovatio, al margen de las acrobáticas explicaciones de gobiernos y empresas.

La sorpresa ha surgido cuando verificamos el consumo. Nos planteamos esta verificación (aprovechando que guardamos todos los recibos desde que instalamos la luz) debido a que estaban empezando a llegar recibos con consumos de más de 700 kw/hr. en dos meses, lo que nunca había sucedido.

Partíamos también de la premisa de que nuestro consumo fue constante durante éstos diez años, es decir, no hemos adquirido ningún electrodoméstico nuevo, tampoco hemos visto aumentar el número de consumidores en la familia, no hubo mudanzas en el hábito de consumo, etc. En otras palabras, nuestro consumo debería haber sido constante durante éstos 10 años y si nos apuran incluso debería haber disminuido ya que últimamente nos hemos preocupado de cambiar lámparas incandescentes por otras de bajo consumo, etc.

Pues bien, la enorme sorpresa cuando llevamos los datos a un gráfico fue comprobar que nuestro consumo había ido creciendo lenta, uniforme y constantemente, de una forma que podríamos calificar como sibilina, durante éstos diez años, pasando de una media de 350 kilovatios cada dos meses a una media actual de aproximadamente 600/650 kilovatios. (Vea los gráficos aquí).

Dicho aumento, repetimos porque es llamativo el dato, no se verificó de forma escalonada lo que podría indicar que en alguna época, (que debería coincidir con un aumento escalonado en el consumo) se habría adquirido un nuevo aparto de consumo, o un cambio de hábitos, etc. pues no, el aumento es, como dijimos, uniforme y constante.

Como tal inexplicable acontecimiento solo puede deberse a que los electrodomésticos vayan consumiendo cada vez más (lo que creemos que no es el caso) o a que el contador de la compañía eléctrica “cuente” cada vez más rápido, hemos solicitado una comprobación a la empresa eléctrica que, después de un par de visitas, una de ellas incluso con un aparato “comprobador” homologado (según nos informaron), nos aseguran que el contador va perfectamente.

Como alguna explicación debe tener tan pintoresco comportamiento en las mediciones de la energía supuestamente consumida en nuestro domicilio y que nosotros podemos asegurar que no responden a ningún aumento provocado por nuestra parte, hemos cursado la correspondiente reclamación ante la Consellería de Economía e Industria de la Xunta de Galicia, responsable por éstos asuntos para que ordene una verificación del funcionamiento del medidor de consumo.

También aconsejamos a todos los ciudadanos que, en el caso de que conserven sus facturas de consumo, comprueben si las cantidades de kilovatios que les están facturando se corresponden con su consumo habitual o si existe un aumento de los kilovatios facturados sin que tal aumento responda a alguna causa perfectamente justificada.

AdjuntoTamaño
Precio kw y consumos.pdf11.54 KB