joker123 pussy88 xe88 mega888 viagra malaysia keto actives super 8 ways ultimatejoker123 pussy88 xe88 mega888 viagra malaysia keto actives super 8 ways ultimate La industria nuclear es peligrosa. Muy peligrosa. | matarpormatarnon.org
Skip to main content

La industria nuclear es peligrosa. Muy peligrosa.

Posted in

20-03-2011 - (Gallego) La industria nuclear es peligrosa, es insegura, es letal y las supuestas medidas para el caso de accidente no funcionan. Está demostrado.
Hasta ahora y conforme hemos visto, no han ocasionado un verdadero apocalipsis de pura casualidad, a pesar de la impotencia y falta de control que todos hemos comprobado que existe cuando surgen los problemas, las medidas a la desesperada que por pura casualidad han impedido la fusión total del núcleo y su recorrido incontrolado hacia el centro mismo del planeta. Por desgracia, si nos fiamos de quienes ganan dinero con esta tecnología y de los políticos que tienen a su sueldo, seguirán intentándolo hasta que un día se arme de verdad, no haya tanta suerte y por culpa de su irresponsabilidad y de su codicia acaben provocando un auténtico caos mundial.

La imposición de esta tecnología solo se justifica en los escandalosos beneficios que reporta a las empresas eléctricas y, la tolerancia de los ciudadanos para con ella solo se explica por las campañas de engaño y las mentiras con las que una serie de personajes públicos y privados, unidos por intereses inconfesables, convencen a la población.

Los ingentes intereses envueltos en esta letal tecnología permiten que, tanto gobiernos como medios de comunicación, colaboren con las grandes empresas eléctricas, que echan mano del cemento unificador del poder económico para ello, para así comprar la voluntad del pueblo y convencerlos a que acepten al lado de sus casas una auténtica bomba de relojería que, conforme hemos visto en numerosas ocasiones ya, antes o después explota y de nada valen las supuestas “medidas” de seguridad que nos juraron que están previstas para el caso.

El mundo entero ya ha tenido la desgracia de comprobar la mentira que representa el hablar de “seguridad” cuando a este tipo de tecnología nos referimos.

Cuando llega la tragedia, hemos comprobado que todos los juramentos realizados por los vendedores de humo sobre la insignificancia de los posibles peligros ante los enormes beneficios que en “riqueza” y “puestos de trabajo” nos iba a reportar, no eran más que mentiras que ahora descubrimos cuando ya es demasiado tarde y la desgracia a las personas y al medio ambiente supera con creces los beneficios y que el arrepentimiento de nada vale ante los irreparables daños.

Cuando ocurre la desgracia, asistimos a una serie de argucias protagonizadas, sin el menor pudor ni la menor decencia, por quienes viven y se lucran de esta mortal tecnología así como por parte de los responsables políticos que intentan tapar su criminal complicidad y esconder la vulnerabilidad del sistema y de los recursos para remediarlo.

Se comienza restando importancia al accidente y tratándonos como a niños pequeños, recordemos los “hilillos de plastilina”, en un claro intento por tratar de resolver el asunto de espaldas a la población, despreciando su seguridad y la prevención de mayores perjuicios con un aviso temprano, sincero y honesto,  en un intento de que todo se arregle sin que el pueblo tenga conciencia del riesgo al que estuvo expuesto.

Suponemos que muchos incidentes habrán pasado desapercibidos mediante esta técnica, efectiva para los intereses del lobby atómico pero temeraria para la salud y bienestar de quienes estuvieron a punto de sufrir las consecuencias y de quienes las sufren cuando la cosa no se puede controlar y se les va de las manos como ya aconteció al menos en Chernobil y ahora en Japón.

Dentro de la técnica del engaño masivo se incluye la costumbre de limitar el alcance de la tragedia a un país determinado o a una zona geográfica puntual, como si la radiación atómica entendiera de fronteras y no se extendiera por todo el Globo afectando en mayor o menor medida a todos los habitantes de la Tierra y al medio natural durante miles de años.

Se utilizan rebuscadas comparaciones entre la instalación donde se produjo el accidente (que en realidad no son accidentes y si el resultado previsible de una decisión temeraria) con el resto de instalaciones del mismo tipo, tratando de hacernos ver que aquello fue casual y debido a las características propias de esa instalación, siendo que el resto de las que existen en el mundo y concretamente en nuestras cercanías, no responden al mismo tipo y por lo tanto no hay posibilidades de que ese tipo de accidente ocurra de nuevo.

Incluso el más insano nacionalismo es útil para seguir defendiendo los criminales intereses de este tipo de instalación. En seguida aparece el político oportunista, irresponsable y a sueldo de grandes intereses, que nos viene a decir que, en nuestro país (sea el que sea), tales accidentes son impensables y que nosotros sabemos más, estamos más preparados, nuestras centrales son más modernas, nuestra tecnología más eficaz y los “chapuzas” que nos gobiernan y los que las construyen son más disciplinados, organizados y meticulosos incluso que los japoneses.

Éste tipo de argumento es tanto más eficaz cuanto más atrasada sea la república bananera donde se utiliza.

Otro argumento que surge para la ocasión es el manido recurso de que no se debe debatir sobre la cuestión de este tipo de tecnologías mientras no se solucione el problema del accidente que a todas horas aparece en los medios de comunicación. Argumento de lo más interesado, ya que es evidente la intención de no hablar del tema hasta que haga efecto la poca memoria de la población, el asunto se olvide, sus consecuencias nos parezcan más lejanas y la propensión a que la gente salga a la calle para demoler este tipo de instalación haya desaparecido casi por completo y los que ganan dinero con ellas puedan seguir utilizándolas a despecho de la seguridad de la mayoría.

Algo similar a lo que sucedió con la supuesta “refundación” del capitalismo, que mucho se nombraba al inicio de la crisis económica y de la que nunca más se oyó decir nada.

Cuando surge la tragedia es también la oportunidad de comprobar la incapacidad, la falta de previsión y la ausencia de cualquier tipo real de preparación para prevenirla y mucho menos para remediarla.

En ese momento es cuando verificamos que, al peligro intrínseco de este tipo de tecnología y a la falta total de soluciones ante el caos y la tragedia, debemos añadir otros peligros tan importantes o más que los derivados de la propia naturaleza de estas centrales. Y son los peligros derivados de la racanería de los empresarios al implantar medidas de seguridad, la codicia al ahorrar en instalaciones y en equipamientos que hubieran evitado, o al menos minimizado, las consecuencias del accidente, la complicidad criminal de las autoridades que han tolerado esa economía que lleva a la desgracia con la disculpa de que, el rigor en la seguridad, hubiera tornado “inviable” la inversión. Los apaños, corrupciones y cambalaches entre los poderosos que detentan el dinero y los corruptos que gobiernan el mundo sirviendo a los intereses de los ricos en perjuicios de la mayoría de la población.

En el fragor de los trabajos para detener el apocalipsis, descubrimos toda la podredumbre que se mueve cuando el dinero está por en medio, vemos estupefactos como faltan medidas de prevención y de solución de accidentes, como la situación se va deteriorando por momentos, como la capacidad de controlar al monstruo es inexistente, como ya no pueden siquiera tapar la desgracia y vemos las patéticas medidas de quienes luchan contra lo que les supera mediante la utilización de remedios a la desesperada, como los que se están utilizando de manera improvisada y suicida en Japón, como arrojar agua desde helicópteros o intentar refrigerar la planta con camiones de bomberos. En resumen toda una exhibición de impotencia y falta de recursos para luchar contra algo que no dominamos pero que algunos, movidos por la codicia y el afán de lucro, insisten en utilizar, despreciando la seguridad del resto del mundo, como aprendices de brujos con una mente insana.

Es lamentable comprobar cómo nuestros dirigentes ponen en evidencia su falta de preparación y su incompetencia incluso para resolver, de forma rápida y eficaz, un problema tan simple como evacuar a los ciudadanos españoles que se hallan en el lugar de la tragedia. Las informaciones contradictorias, confusas o claramente falsas que reciben de cónsules y embajadores que se dedican a la buena vida, pero que demuestran su incapacidad cuando se presenta el momento de velar por los intereses que constituyen su razón de ser.

Ante la falta de soluciones y ante la torpeza de quienes viven a diario pendientes de su mejora personal y de sacar el máximo provecho del cargo, salen en los medios de comunicación dando disculpas peregrinas sobre las “supuestas” razones por las cuales no se repatrían de inmediato a los españolas residentes en el lugar, mientras que franceses y australianos ya han comenzado con dicha operación.

Aquí nos sentimos estupefactos cuando, un día o dos antes de tener que tomar la misma medida, el presidente del gobierno sale en la TV diciendo que no es necesario, que el gobierno japonés, con los problemas que ya tiene, se va a ocupar también de resolver la incompetencia del gobierno español. Una muestra patética de cómo a diario tratan al pueblo español, como si todos fuéramos deficientes mentales y ellos más listos que el resto de la población y estuvieran mejor informadas que los franceses y australianos o como si fueran más inteligentes que el resto del mundo.

Visto lo que sucedió con la evacuación de ciudadanos españoles en Libia, que tuvieron que ser repatriados por aviones franceses, no nos extrañó este nuevo intento de tapar las carencias de nuestros gobernantes para defender y proteger a sus compatriotas en el extranjero. Recordemos que incluso, en España, ayudaron a tapar delitos en el caso Couso. 

Es lamentable tener que comprobar, también en estas ocasiones, como la influencia y el poder de los grandes intereses es mayor en nuestro País que en el resto de los que nos rodean, así hemos asistido al hecho de que en España se prorroga la vida útil de las centrales nucleares, incumpliendo un compromiso asumido durante la campaña electoral (otro más),  mientras que en Alemania la canciller Angela Merkel ha revocado dicha medida

En  nuestro País apenas se atreven a mencionar la anulación de dicha prórroga y se habla apenas de “revisar” las medidas de seguridad, efectuar nuevas “pruebas” que demuestren su fiabilidad, etc. Ni una palabra sobre la verdadera medida que hay que tomar y es su completo desmantelamiento a despecho de los 2 millones de euros diarios que reportan a las empresas eléctricas.

Es verdad que la falta de cultura y de información al respecto, tiene mucho que ver en España con la tolerancia hacia este tipo de instalaciones peligrosas si lo comparamos con países como Alemania o Francia donde, un buen número de ciudadanos, presionan a sus gobiernos para que prescindan de las centrales nucleares y donde sería impensable que se subastaran, como se hace aquí, la instalación de almacenes de residuos nucleares y donde alcalde pueblerinos e incultos tratan de convencer a sus vecinos con promesas de “progreso”, “riqueza”, “puestos de trabajo” e inversiones para su pueblo, obviando completamente los riesgos y pensando solo en “lo que se van a llevar”.

Las centrales nucleares al igual que los parques eólicos, salvadas las diferencias cuanto a riesgos se refiere, solo sirven para seguir incentivando el consumo de energía, el crecimiento económico insostenible que está acabando con los recursos naturales, minerales, vegetales y animales del planeta. Su función única es ir contra lo recomendable, que sería la reducción de dicho consumo, la reducción del número de usuarios, el control de la población y la racionalidad en la fabricación de objetos que invariablemente acaban en la basura después de haber mermado las existencias naturales y privado a las futuras generaciones de medios para subsistir al agotar unos recursos que deberíamos racionar para que duren millones de años.

Tampoco esta tecnología nos priva de las contaminantes centrales de ciclo combinado, las de carbón o de los embalses que matan nuestros ríos y los tornan inhabitables para las demás especies que vivieron en ellos durante millones de años. Seguimos sufriendo de las incomodidades y contaminación de las obsoletas tecnologías anteriores, que no han sido desmanteladas, mientras llenan montañas con molinos eólicos y el territorio con centrales nucleares solo para ganar más dinero, ningún embalse ni central térmica antigua ha sido eliminada y sustituida por este otro tipo de tecnología, apenas siguen utilizando las nuevas y las que ya tienen amortizadas para que sus beneficios sigan aumentando.

Creemos que se impone la reducción en el consumo energético, el urgente desmantelamiento de todas las centrales nucleares y la progresiva sustitución, de las centrales menos peligrosas, por energías más limpias y que cubran una menor demanda originada por un menor consumo y un población más reducida mediante medidas de control de la misma durante un par de generaciones, ya que el actual incremento poblacional torna insostenible su existencia con los recursos disponibles.

La renuncia a la energía atómica pensamos que debería tener efectos inmediatos a la vista de sus consecuencias en tiempo real tal y como estamos asistiendo estos días. Los daños que causa son irreparables, su control imposible y su seguridad inexistente. Por el contrario los efectos venenosos de esta tecnología afectan por igual a todos los habitantes del mundo, sin reparar en fronteras, riquezas o situación geográfica.

Por último deberíamos considerar la posibilidad de que los primeros que escapan cuando aparece la tragedia, y que son los mismos que nos convencieron de su utilidad y seguridad, no puedan hacerlo. Sería recomendable un tipo de jaula donde introducir a empresarios, yuppies y políticos relacionados con este tipo de industria para que permanezcan en el lugar del desastre, orientando a los trabajadores que se envenenan en las labores de control, orientándolos sobre los pasos que deben ejecutar y las medidas que deben tomar para solucionar el problema y mantenerlos allí hasta que el asunto se halle completamente solucionado.

No pase como en el caso de las pensiones, las jubilaciones y los salarios donde ellos predican unas normas para los demás pero se dictan soluciones diferentes para ellos mismos.

Ya van diversas ocasiones en que han estado a punto de causar un desastre de dimensiones globales, no lo han logrado por los pelos, si los dejamos tal vez en la próxima ocasión no tengamos oportunidad de arrepentirnos por no haber actuado hoy y el mundo se vaya al carajo por culpa de la codicia de estos impresentables.

 

Referencias:


http://www.noticiasdenavarra.com/2011/03/02/opinion/tribuna-abierta/el-escandalo-nuclear-en-espana
beneficio nucleares a electricas


http://www.europapress.es/epsocial/naturaleza-00323/noticia-agencia-nuclear-japonesa-descarta-danos-armadura-reactor-nuclear-fukushima-20110312115625.html


http://www.publico.es/agencias/efe/365749/el-ministro-de-industria-asegura-que-las-centrales-nucleares-en-espana-son-seguras

http://es.wikipedia.org/wiki/Fusi%C3%B3n_de_n%C3%BAcleo
fusión del nucleo

 

http://www.youtube.com/watch?v=v8Tds5d-ApU
refrigerando con agua

http://www.americaeconomia.com/politica-sociedad/mundo/helicopteros-japoneses-lanzan-agua-para-enfriar-un-reactor-de-la-central-de-

http://surtitulares.com/noticia/29455/jap%C3%B3n-helic%C3%B3pteros-lanzan-agua-para-enfriar-reactor-3-de-la-central-nuclear.html
video

http://www.rtve.es/noticias/20110317/merkel-defiende-su-moratoria-nuclear-apuesta-abandono-medido-energia/417539.shtml

http://www.elconfidencial.com/en-exclusiva/2011/zapatero-psoe-nucleares-programa-electoral-20110216-74919.html

http://www.emol.com/especiales/2011/coberturas-especiales/terremoto-japon/detallenoticias.asp?idnoticia=470422
países aconsejan evacuar

http://www.telecinco.es/informativos/nacional/noticia/100035244/Desde+ninguna+instancia+podemos+decir+es+imprescindible+salir+de+alli
zapatero no ve imprescindible evacuar

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Gobierno/envia/avion/Japon/facilitar/regreso/espanoles/elpepuint/20110319elpepuint_9/Tes

http://www.nuevatribuna.es/articulo//2011-03-16/zapatero-no-descarta-alguna-exigencia-mas-centrales/2011031612343100412.html
no debatir y solo revisar la seguridad centrales