joker123 pussy88 xe88 mega888 viagra malaysia keto actives super 8 ways ultimatejoker123 pussy88 xe88 mega888 viagra malaysia keto actives super 8 ways ultimate Las elecciones y la poca memoria de la gente. | matarpormatarnon.org
Skip to main content

Las elecciones y la poca memoria de la gente.

Posted in

02-04-2011 - (Gallego) Llegan las elecciones y, como siempre, ante la avalancha de promesas y adulaciones que realizan los políticos, de las cuales se olvidarán al día siguiente de las elecciones, nos olvidamos de las bofetadas que hemos recibido de estos mismos sujetos durante los últimos cuatro años.

La mala memoria del ciudadano es el arma más letal contra nuestros intereses y la que más aprovechan los profesionales de la verborrea y de la hipocresía.
Como no podemos ocuparnos del asunto en todo el País, al menos recordaremos, a nuestros vecinos, algunos temas (solo algunos) que ocurrieron durante este período de gobierno al objeto de que no se les olvide cuando vayan a votar.

1.- En el año 2006 se adjudicaron más de 250.000 euros de la Consellería de Medio Ambiente para adaptar la perrera municipal de O Carballiño a la normativa. El Conselleiro era Manuel Vázquez, ex alcalde de O Carballiño y la concejala de Medio ambiente, en el ayuntamiento, era su esposa Doña María José Pérez. Pues bien, recordemos que, dos años después, la perrera no tenía agua corriente, ni luz, ni sala de curas, ni estaba dada de alta en el correspondiente registro, no tenia licencia de apertura, ni tratamiento de aguas residuales, ni siquiera libro de registro. Eso sí, el dinero ya se había esfumado hace mucho tiempo.

2.- Hasta el día de hoy los perros están siendo alimentados con carcasas de pollo crudas. Un residuo desechable que Coren regala al ayuntamiento para que los animales puedan comer, ya que aquí, a pesar de los derroches escandalosos de fondos que luego veremos, no se cuenta con presupuesto alguno para alimentarlos.

3.- Cuando a finales del año 2008 el pleno del ayuntamiento obligó al grupo de gobierno a que se hiciera cargo de la gestión de la perrera, supimos, tres meses después, que la mitad de los perros recluidos en las instalaciones municipales habían sido sacrificados y enterrados en una fosa común. El asunto sigue en el juzgado.

4.- A raíz de ese mismo asunto recordemos que la concejalía de medio ambiente negó los hechos, aseguró que el Seprona no había hallado ninguna irregularidad, denunció por allanamiento a las asociaciones que destapamos el escándalo, etc. al final se comprobó que las irregularidades fueron verificadas y confirmadas por el Seprona y las denuncias contras los grupos ecologistas eran falsas con la clara intención de coaccionar..

5.- De todo lo anterior se acordó, por unanimidad de los grupos políticos que conforman el pleno del ayuntamiento de O Carballiño, la formación de una comisión de investigación que apurara los hechos, tanto la muerte de los perros como la utilización de los fondos que se había destinado a dar una vida digna a los animales. De dicha comisión de investigación nunca más se supo, no se formó, ni tampoco se denunció esta omisión por ninguno de los grupos políticos.

6.- Como hemos explicado en varias ocasiones, durante la existencia de la perrera la Conselleria de Medio Ambiente, y otros organismos, adjudicaron cantidades de hasta 30.000 Euros anuales al mantenimiento, conservación y atención de la perrera, pero a pesar de las obvias carencias de la misma, nunca se investigó la utilización de dichas subvenciones, ni a las personas que las administraban.

En contraste con la falta de sensibilidad hacia animales que dependen de la generosidad de los humanos y que estaban al cargo de la administración local - a los que se les privó de todo y se les dio una existencia miserable mientras estuvieron vivos y a los que finalmente se les sacrificó para no gastar unos míseros euros en darles de comer y mantenerlos mínimamente limpios y a cubierto - hemos asistido a una orgía en el derroche fondos públicos del plan “E”, en obras justificadas a precios desorbitados, con resultados ridículos y a un escándalo en costes de obras que, en otros ayuntamientos, con mucho menor gasto, se hicieron emprendimientos ejemplares.

1.- En la piscina municipal se gastaron 800.000 euros, en no se sabe bien qué tipo de mejora. Lo que si sabemos es que, en el ayuntamiento de Avión, con 200.000 Euros, se hizo una piscina nueva, cubierta y climatizada.

2.- La página web del ayuntamiento de O Carballiño costó 27.000 euros y se encargó a una empresa de fuera de la Villa, ello a pesar de que empresas locales había ofrecido realizar el mismo trabajo por menos de 5.000 Euros. Diversos colectivos de la Villa que poseen páginas web, nos informaron que el coste de sus páginas no sobrepasó los 1.500 Euros.

3.- El servicio informático de la policía local fue “modernizado” al coste de 60.000 Euros, un valor realmente desorbitado teniendo en cuenta las escasas necesidades y los costes realistas de este tipo de tecnologías.

4.- En total O Carballiño administró un volumen aproximado de 3,5 millones de Euros procedentes de fondos del plan “E”, que se dilapidaron en aceras, la reforma del tejado del pabellón deportivo, la piscina y otras menudencias mientras que, en la actualidad, no existe dinero alguno en las arcas municipales para arreglar las fosas sépticas, desatascar el alcantarillado, recoger la basura o dar de comer a los perros. La deuda municipal sigue al alza, el dinero se esfuma, los servicios no funcionan y necesidades esenciales están siendo aplazadas por falta de fondos.

Somos los ciudadanos quienes deberíamos tener el derecho a expulsar de sus cargos a los políticos que, una vez electos, se corrompen, demuestran su incompetencia o traicionan las promesas realizadas en campaña electoral. Debería ser un derecho fundamental en política, como lo es despedir al trabajador que no cumple con su obligación. Infelizmente esta democracia de “mentirijillas” que nos han otorgado no permite tan básica precaución.

De esa manera, el único recurso que nos queda es, al menos, no caer en el mismo error y votar por segunda vez a quien nos engañó la primera.

Como reza el dicho: “La primera vez que me engañes la culpa será tuya, la segunda vez que me engañes la culpa será mía.”