joker123 pussy88 xe88 mega888 viagra malaysia keto actives super 8 ways ultimatejoker123 pussy88 xe88 mega888 viagra malaysia keto actives super 8 ways ultimate Alerta en el monte | matarpormatarnon.org
Skip to main content

Alerta en el monte

Posted in

18-09-2009 - Ya han llegado, no vinieron en los meses de primavera para limpiar los montes y prevenir incendios, tampoco en verano para remediar la falta de agua en los abrevaderos, mucho menos se han preocupado por garantizar la adaptación o la supervivencia de los animales de granja con los que “siembran” los montes para luego poder cazarlos, ni siquiera se han preocupado de mantener una parte razonable del monte libre de caza durante algunos años para que la fauna se reproduzca y se adapte al hábitat. Llegan ahora para expoliar, aún más, una naturaleza a la que tienen exhausta .


Como ya no resta fauna salvaje, volverán a “repoblar” el monte, en vísperas de la temporada de caza, para poder ejercer su “deporte” con seres indefensos, acostumbrados al hombre, criados en cautividad y que a punto están de morir de hambre, sed o miedo, por desconocimiento del medio en que los han soltado, de manera que prácticamente se les pondrán delante de la escopeta en una última, desesperada y suicida tentativa de recibir alimento del ser humano, al igual que lo recibían en las granjas donde los criaron.


Granjas de las cuales fueron sacados, un día cualquiera, para ser “liberados” en un medio que les es desconocido, donde no saben protegerse, alimentarse o buscar agua. Un medio donde deberían haber sido criados por sus padres y por ellos instruidos en el difícil arte de la sobre vivencia en un medio degradado, escaso e invadido por el hombre.


Pero no existen ya animales silvestres con esas cualidades y esas enseñanzas. No existen porque han sido diezmados, quemados o impedidos de reproducirse debido al continuo movimiento de automóviles y humanos por las múltiples pistas y carreteras que taladran todos y cada uno de los posibles rincones aislados donde podrían haber criado a sus hijos.


Llegaron los deportistas de la escopeta. A partir del día 3 de septiembre, según autoriza la última orden de vedas, ya pueden “entrenar” a sus perros para que les ayuden en la “difícil” tarea de abatir a tan “esquivas”, asustadas, desorientadas, hambrientas e indefensas presas.


En realidad lo que hace esta multitud de insensibles, que gozan con la muerte de seres mucho más nobles y valerosos que ellos, es espiarlos, aprender el lugar para el que huyen los animales acosados y preparar la carnicería que se iniciará el próximo 18 de octubre. Saber cada cual más que el otro, de manera que pueda llevarse más víctimas que el vecino.


El problema es que están acostumbrados a que no les pongan límites. Desconocen las normas, son prepotentes, se envalentonan en el grupo y en el alcohol y a falta de saber utilizar la ley, a falta de conocer sus derechos y sus obligaciones, a falta de conocer los derechos de los no cazadores, a falta de conocer la normativa que protege a los pacíficos frecuentadores del medio natural, y a falta de argumentos de fuerza, utilizan la fuerza como argumento.


Es evidente que en todos los colectivos existen individuos de todo tipo, incluso personas razonables en una actividad intrínsicamente violenta como es la caza. Infelizmente estos son los que menos conocemos porque son los que, conociendo y respetando las normas, ejercen su “afición” de manera más discreta, evitando el conflicto y sin poner en riesgo la integridad o la vida de terceros.


Pero los que más abundan, o al menos los que más se hacen notar, son los temerarios, los atrevidos, los “valientes” que si saben de alguien que ostenta cualquier derecho que les coarte su supuesta propiedad del monte durante la época de caza, enseguida tratan de desafiar ese derecho, coaccionar a su poseedor y anular cualquier limitación que tal derecho imponga a la que, en su ignorancia de la ley de caza, es una afrenta a la total autoridad de la que se creen investidos cuando salen al monte con una escopeta, un rifle o cualquier otro tipo de arma.


Existe actualmente un “examen” para obtener la licencia de caza. Es muy simple pero es algo. El problema es que la casi totalidad de los que cazan, los más antiguos, los más desconocedores de las leyes, no se han visto afectados por esta norma y siguen ignorando lo más básico de la ley de caza que, en una abrumadora mayoría y sobre todo en Galicia, ignoran completamente.


Pero esa ignorancia no se resume únicamente a saber distinguir el tipo de animal al que se puede disparar y al que no - norma por lo demás que poco les importa ya que, transcurridos pocos días del inicio de la temporada de caza y cuando han exterminado a todos los animales mansos que citábamos al principio y se hallan frustrados en el monte por no haber visto pieza alguna, disparan a cualquier ser vivo que se mueva, fauna protegida y gorriones incluidos- el problema es que no saben lo que es una zona de seguridad, donde no se puede cazar porque ponen en riesgo a terceros, tampoco lo que es un refugio de fauna donde no se puede molestar a los animales y ni siquiera entrar o introducir  a los perros.

Esto último para ellos constituye un auténtico sacrilegio, simplemente no admiten que tal tipo de lugares pueda existir, prueba irrefutable de que nunca han leído la ley de caza.


Para ellos no existe el derecho del propietario de una finca a segregarla del coto de caza o del Tecor en el que se halle, según especifica el articulo 14-7 de la ley 4/1997 de caza de Galicia y así utilizar su derecho como propietario de que no se cace en sus fincas.


Como toda esta normativa para ellos es un estorbo, como van en grupo, como se creen los amos del monte, como no están suficientemente (ni siquiera ligeramente) vigilados y como solo conocen la violencia y la fuerza para contestar a las razones, la utilizan para remover, por medio de la brutalidad, los derechos legales de los demás que puedan limitar sus excesos.

Así que, si un día te los encuentras cazando en un camino o carretera, disparando cerca de un pueblo o violando un refugio de fauna, estás solo y tienes a la Guardia Civil a más de 20 ó 30 minutos de distancia, mejor no les digas nada porque, como ellos dicen, cazan donde les sale de los co..nes, te vas a tomar por c.lo y cualquier día puedes llevar un tiro "por accidente".

O al menos eso es lo que ellos esperan que hagas.

 

Más información:

http://meneame.net/story/alerta-monte-llegan-deportistas-escopeta

http://matarpormatarnon.org/files/Orde.Vedas.2009.pdf

http://matarpormatarnon.org/files/Ley%20de%20caza_0.pdf