joker123 pussy88 xe88 mega888 viagra malaysia keto actives super 8 ways ultimatejoker123 pussy88 xe88 mega888 viagra malaysia keto actives super 8 ways ultimate Caza, incendios y demagogia. | matarpormatarnon.org
Skip to main content

Caza, incendios y demagogia.

Posted in

04-10-2009 - (Gallego) Ahí están las imágenes, los medios que no se movilizaron durante la época que marca la ley, para limpiar fincas y montes de manera a prevenir los incendios del verano, se están movilizando ahora para permitir a los cazadores matar los animales que se resguardan en el sotobosque.

Alcaldes que no tenían “gente ni medios” para limpiar los pocos cientos de metros, que todos sabemos donde están, incendiarios incluidos y por donde, año tras año, se inicia o propaga el fuego, se muestran ahora diligentes en utilizar los medios municipales para “limpiar” quilómetros de monte con la sola finalidad de que sus votantes cazadores puedan matar algún animal fácilmente ya que, jugando limpio, parecen incapaces de cazar nada.

O sea, politicos populistas y demagogos y "cazadores" que más bien son escopeteros y matarifes.


La utilización indebida de recursos para facilitar la extinción de la poca fauna silvestre que queda, se ve agravada por el hecho de llevarse a cabo en la peor época ya que, en esta época, existe riesgo de incendio y está prohibido por ley, las próximas lluvias ocasionarán una considerable erosión en esas zonas recién desbrozadas, puesto que la tierra fue removida durante estas intervenciones y la vegetación no se podrá regenerar hasta la próxima primavera.


Lo que deberían ser algunas hectáreas limpias, en otros lugares, por donde el fuego suele llegar, son ahora quilómetros de cortes en el monte, de un ancho excesivo e innecesario, que non van a lugar alguno, no tienen salida y no desempeñan ninguna función, aparte la de facilitar que algún delincuente de la escopeta, incapaz de matar un conejo noblemente, suponiendo que tal acción pueda denominarse de esa manera, precisan que el animal esté completamente desprotegido para poder abatirlo.


Durante el verano hemos visto las máquinas municipales pasando una y otra vez por cunetas que no tenían vegetación alguna y destrozaban sus herramientas golpeando piedras, muros, postes y desagües de hormigón, además de gastar combustible y horas de trabajo solo para “lucirse” ante los vecinos, mientras el trabajo serio quedaba sin hacer.


Casas rodeadas de acacias con serio peligro de incendio que nadie se preocupó de limpiar.


Montes totalmente abandonados porque, al alcalde de turno, le daba apuro exigir a sus votantes que los limpiaran y cumplieran con la ley de prevención de incendios.


Una desidia, posiblemente relacionada con intereses en conseguir subvenciones para “obradoiros”, empleos electoralistas para amigos o por otras razones que desconocemos, tuvieron esas zonas críticas sin limpiar, como sería lo prudente y lo previsto en la ley.


Las intervenciones que se muestran en estas imágenes se llevaron a cabo en un solo día, el 28 de septiembre pasado. No reflejan la extensión completa de los trabajos, pero calculamos unos 2 quilómetros de desbroces, con un ancho de más de 6 metros, lo que significa más del triple de lo que sería un camino tradicional.

Todo para facilitar el exterminio de animales por parte de los cazadores y con la peregrina disculpa de “limpiar caminos públicos” justamente donde no existen fincas trabajadas y en una época en la que cesan las labores agrícolas.


No cumplen ni hacen cumplir las leyes, pero están diligentes para hacerle el capricho a cuatro escopeteros, que se lo han pedido porque no saben abatir un conejo en buena lid, y ahora destrozan el monte y los refugios de los animales para facilitarles la tarea.


Una nueva generación de escopeteros recién llegados y de algunos antiguos, con sus facultades seriamente mermadas, que no merecen siquiera el dudoso honor de ser llamados “cazadores” tal es la falta de escrúpulos en sus actuaciones y de compromiso con el medio ambiente y la fauna.
Para que luego pretendan también mostrarse ante la opinión pública presumiendo de ser “ecologistas” y “conservacionistas”.


En esta zona hace tres años que no se caza debido a los incendios de 2006 y a la prohibición legal de las actividades cinegéticas durante ese tiempo. El conejo autóctono, casi desaparecido con motivo de tales incendios, se ha recuperado de una manera significativa, pero ellos no son capaces, o no quieren, entender que la mejor manera de recuperar la fauna, sin tener que soltar animales mansos de granja, es dándole tiempo para que se reproduzca.


De la misma manera que han tenido el monte abandonado durante todo el año, según denunciábamos en un artículo anterior, tampoco se han preocupado de facilitar la reproducción de estos animales, no han aparecido en estos años todos para cuidar el medio, realizar siembras para que se alimentaran o proveerlos de refugio durante la temporada en que estaba todo quemado y eran víctimas de las rapaces y de los gatos cuya población deberian controlar mediante la esterilización.


Aparecen ahora para aprovechare de una recuperación fruto de la naturaleza misma, debida a la tregua que han tenido los animales por imperativo legal, no porque quienes los matan hubieran tenido un momento de lucidez y raciocinio ya que, si de ellos dependiera, estarían matando animales el año siguiente al incendio y así lo vienen reclamando ante la administración.


Lejos de aprender la lección de sostenibilidad que les está proporcionando la propia naturaleza, solo saben procurar la manera de acabar cuanto antes y en el mayor número posible, con la efímera abundancia que existe y para ello no dudan en facilitarse la tarea limpiando zonas de refugio y convirtiéndolas en campos de tiro donde los animales no puedan guarnecerse.


No han aprendido que la mejor manera de repoblar es no sobreexplotar la fauna y ya están ansiosos en liquidar todo lo que puedan y así el próximo año tendrán que soltar animales mansos de granja nuevamente.


En este nuestro país las leyes y las normas son relativas y se respetan en la medida que facilitan votos y popularidad. En caso contrario son papel mojado e incluso se transige con la ilegalidad siempre que proporcione votos. La inmoralidad generalizada que está instalada en la vida pública española y que nos coloca en los primeros lugares de la OCDE, cuanto a corrupción y como segundo del mundo en deuda pública, está presente también en estos asuntos.


El ansia de poder, los beneficios que se obtienen de los oscuros tratos en la cosa pública, el deseo de mantenerse en un cargo gracias al cual algunos regidores pueden llevar comida a sus casas e incluso todas estas causas a la vez, hacen con que se olvide la ética y el deseo de ser recordados por la buena gestión, prevaleciendo el interés material.


La normativa establece que las fincas deberán estar desbrozadas antes del 31 de marzo. La razón es que durante esa época no hay riesgo de incendios durante las tareas en el monte, no hay riesgo de erosión porque disminuyen las lluvias, la vegetación se regenera durante el verano y al mismo tiempo, si estas labores se terminan antes de la primavera, se evitan daños a los nidos que las aves comienzan a construir en marzo o abril.


No se eliminan los vertederos incontrolados, los depósitos de basura en el monte, los alcalntarillados que vierten en los regatos o la invasión de acacias que se halla fuera de control, pero no se duda en utilizar, indebidamente y fuera de época, los medios de prevención de incendios para ganar votos, destruir el medio ambiente y exterminar la fauna.
Así nos va.

Lei 3/2007, do 9 de abril, de prevención
e defensa contra os incendios forestais de
Galicia.
Artículo 22-1. As persoas físicas ou xurídicas responsables
segundo o disposto na alínea 2 do artigo anterior
procederán á execución da xestión da biomasa no
ámbito das redes secundarias antes do 31 de marzo
de cada ano…